Tulum: Otrora correlatos de ilusión y alegría en el paraíso maya

Tulum: Otrora correlatos de ilusión y alegría en el paraíso maya
Tulum P:M

En estos tiempos del Coronavirus, cuando el planeta se haya sumido en muerte y confinamiento, y el regreso a la «vida normal» parece una quimera, en mi afán de evadirme de la realidad, vienen a mi mente imágenes de grandes momentos vividos, de viajes a lugares paradisíacos y de instantes en los cuales la libertad y la salud eran los bienes más preciados y pareciera que no nos habíamos dado cuenta.

Los tiempos que corren no son los más halagüeños, pero estoy seguro que saldremos de ésta. Tras la tormenta siempre viene la calma. Mientras tanto, si estáis planeando algún viaje o escapada, os reseño alguna de mis vivencias en tierras lejanas, lugares maravillosos,  destinos que recuerdo con mucha ilusión y que ojalá pudierais visitar cuando acabe esta pesadilla. ¡Allá vamos!

TULUM

Si hay un lugar en el mundo que me emociona cada vez que voy, ese es Tulum. Bañada por el Mar Caribe esta ciudad amurallada se encuentra enclavada en la Riviera Maya y pertenece al estado de Quintana Roo, sureste de México.

La zona arqueológica, vestigio de la otrora civilización maya, es de por sí imponente. Tulum, en maya significa «muralla», aunque en la antigüedad la llamaban «Zama», (Amanecer).

Impresionante vista aérea de TulumHe tenido el gran privilegio de visitar tres veces este lugar de ensueño, pero sólo en una ocasión pude pernoctar en la zona hotelera- playera de esta localidad.

Era una promesa que me había hecho dos años atrás cuando coincidiendo con el Riviera Maya Jazz Festival visité por segunda vez la zona arqueológica.

Aquella mañana, tras observar, desde el «Mirador» de este enclave monumental, cómo ese inmenso manto turquesa de sus aguas bañaban las faldas de esta imponente construcción, sentí ganas de lanzarme hacia ese mar de película.

Bueno, no hay que hacerlo jajajaja, la altura es considerable. Puedes bajar por unas escalinatas que te llevan a la playa. Una vez abajo las olas y la brisa del mar hacen lo suyo.

Tras disfrutar de ese paisaje, propio de una postal, Prometí regresar. La idea era fija: bajar sí o sí a la playa para darme un chapuzón. ¡La experiencia vale un Potosí!

En noviembre del año 2015 pude cumplir este sueño que atesoro como una de las más bellas experiencias que he vivido.

El autor en Tulum

HIP HOTEL, DORMIR A ORILLAS DEL MAR

Dormir unas cuantas noches en una espectacular habitación, y a escasos metros de ese mar turquesa, no tiene precio. La cortesía fue de Hip Hotel Tulum, un maravilloso eco-hotel que cuenta con 32 habitaciones distribuidas en una impresionante ubicación frente a la playa y que al estar como escondido en medio de exuberantes jardines y palmeras de coco, a uno le provoca la sensación de estar viviendo en una isla.

Aunque parezca que estás aislado, las comodidades y servicios que encuentras allí no te hacen extrañar nada: cuentas con un restaurant-bar frente al mar con cocina de fusión mexicana – Gourmet, Lobby Lounge Bar para tomarte unos copazos, con conexión gratuita a internet (wifi), estacionamiento gratuito, bar en la playa, cambio de divisas en recepción. Puedes contratar (lo más aconsejable) traslados de ida / vuelta al aeropuerto de Cancún, lavandería, o servicio médico a solicitud.

Pero lo más importante es, sin lugar a dudas, disfrutar de esas paradisíacas playas de arena blanca, mar cálido y cristalino, y vivir, cómo no, aunque sea unos días, apartado del mundanal ruido de las grandes urbes; o quizá escaparte con tu pareja y perderte en este oasis de confort y vida.

Tulum es el lugar ideal para eso… y mucho más. Volveré.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído