MISTERIOS SIN RESOLVER

El enigma del vuelo 914, el avión que desapareció misteriosamente y aterrizó 37 años después

Pese a que tales situaciones son poco comunes, no es la primera vez que un avión se desvanece sin dejar rastro y aparece después de años.

«Damas y caballeros habla el capitán, bienvenidos a bordo al vuelo 914, pónganse los cinturones de seguridad y sigan las instrucciones proporcionadas por el personal del vuelo, despegaremos en unos minutos, cuando estemos a la altura de crucero se les servirán refrigerios, pueden poner atención a sus ventanas si desean perder un poco el tiempo, nuestro vuelo durará 37 años, les deseamos un agradable viaje».

Lo que no sabían los pasajeros es que su viaje iba a durar 37 años.

El 2 de julio de 1955, un avión hizo su camino desde Nueva York a Miami Florida, era un día soleado y 57 pasajeros estaban emocionados por ver las cálidas playas de Florida, el despegue del avión fue normal sin inconvenientes, pero tres horas después cuando el avión tenía que llegar a su destino, simplemente desapareció de los radares, las torres de control no recibieron señales de auxilio, el vuelo 914 simplemente había desaparecido en el aire.

  • 1. Las investigaciones
    Todo apuntaba a que el avión había desaparecido sin dejar rastro, la ruta de vuelo del avión era sobre una parte del Atlántico y la única explicación era que se había estrellado en algún lugar del camino, se desplegaron varios equipos de búsqueda pero no tuvieron éxito alguno, ni siquiera se encontró una pieza del avión, los investigadores consternados no pudieron dar explicación sobre cómo habían desaparecido 61 pasajeros, el caso nunca fue resuelto y la declaración oficial dijo que el avión se estrelló pero no pudo ser rescatado.
  • 2. Cambiemos de escena
    9 de septiembre de 1992, Caracas, Venezuela, parece un día normal y corriente para Juan de la Corte, controlador de tráfico aéreo en el aeropuerto de Caracas, como cualquier día Juan se presentó en el trabajo, se sirvió un poco de café, tomó asiento con vistas a los vuelos y daba comentarios menores a algunos pilotos, cuando de la nada sucedió algo sumamente extraño, en el radar apareció un avión de la nada, como si se hubiera escondido y de pronto decidiera aparecer, Juan revisó las lecturas varias veces pensando que se trataba de un error pero todo estaba correcto, pasaron alrededor de 10 minutos para que Juan y sus compañeros miraran el avió con sus propios ojos.
  • 3. La vista del avión
    A medida que el avión se acercaba pudieron darse cuenta que era muy antiguo, un avión McDonnell Douglas DS4 aún con hélices en lugar de turbinas modernas, estos aviones aún estaban en uso pero se habían vuelto obsoletos y reemplazados en su mayoría por unos más modernos. La confusión comenzó cuando el piloto de la nave se contactó con la torre de control y preguntó en inglés: «En donde estamos», Juan respondió que se estaban acercando al aeropuerto de Caracas y preguntó: «A donde se dirigen», tras varios minutos de espera el piloto respondió: «Somos el vuelo 914 de Pan-am con rumbo de Nueva York a Miami Florida, con una tripulación de 4 y 57 pasajeros a bordo». ¿Qué hacía un vuelo de Pan-am a 1700 kilómetros de su punto de destino y cómo habían llegado allí?, Juan le hizo algunas otras preguntas al piloto y una de sus respuestas desconcertó a toda la torre de control.
  • 4. Lo más increíble
    El piloto de la aeronave dijo que su vuelo estaba programado para aterrizar en el aeropuerto de Miami a las 9:45 de la mañana el día 2 de julio de 1955, fue en ese momento que la torre de control se quedo en completo silencio. Para no empeorar las cosas el control aéreo despegó la pista para que el avión aterrizara, Juan pensó que quizás el piloto se había vuelto loco pero eso era irrelevante, había personas a bordo que debían ser salvadas. Las unidades terrestres fueron inmediatamente llamadas para ayudar al avión que no tuvo problema alguno para aterrizar, ya estando un poco más relajado, Juan decidió explotar la pregunta que estaba en su boca desde el momento que escuchó al piloto hablar: «Sabes que hoy es 21 de mayo de 1992», lo cuál fue un gran problema pues el piloto reaccionó de una muy mala manera, diciendo que debían alejarse y que no se acercaran, que se irían en ese momento, y sin esperar la autorización condujo el avión a la pista, Juan intentó detenerlo pero fue en vano, el avión despegó y minutos después desapareció del radar, no se encontró rastro de ese avión y hasta el día de hoy nadie puede explicar lo que sucedió aquella mañana en Caracas.
  • 5. Las explicaciones
    La imagen de Juan de la Corte nunca pudo ser oficial así que la historia fue en gran parte anunciada como falsa y se convirtió en leyenda urbana que aún vive, muchas fuentes la vuelven a contar a su manera, hay quienes incluso dicen que los pasajeros lograron regresar a sus hogares y que ninguno de ellos lucía más viejo que treinta y siete años antes.

EL APARATO CON ESQUELETOS A BORDO

Los misterios siempre han llenado la curiosidad de las personas, ya sean sucesos paranormales, avistamientos de ovnis, poderes sobrenaturales o sucesos inexplicables; en internet se pueden hallar diversos testimonios en canales de Youtube, artículos, blogs y páginas de Facebook.

Mucho de este contenido puede ser falso o inventado, pero siempre hay dudas.

Un caso en particular fue el de un avión aterrizó con 92 esqueletos a bordo luego de 35 años de haber despegado, caso al que no se le ha podido dar una explicación factible.

En la mañana del 4 de septiembre de 1954, el vuelo 513 comercial de Santiago Airlines, salió de un aeropuerto en Alemania occidental. Pasaron días y el avión nunca llegó a su destino… desapareció en alguna parte del océano atlántico sin dejar rastro.

Las autoridades asumieron que se había estrellado en alguna zona particular alejada de todo tránsito y que los restos se sumergieron en los abismos del océano. A raíz de esta desaparición, Santiago Airlines cerró sus puertas al público en año 1956 y nunca se supo nada más sobre el vuelo 513 ni de las 92 personas que iban a bordo, hasta 35 años después.

El 12 de octubre de 1989, en Puerto Alegre, Brasil, el vuelo comerciar aterrizó como cualquier otro avión en cualquier otro día. Los empleados del aeropuerto de Puerto alegre estaban extrañados por el aterrizaje del avión que se suponía extraviado y que no respondía a las señales de radio; por lo que fueron a checar el interior de la aeronave.

Adentro no había nadie con vida: a parecer, todos llevaban muertos por años, ya que solo sabían esqueletos.

Al entrar a la cabina, se encontraron con el cadáver del capitán, Miguel Víctor Curi, quien aún sujetaba los controles. Se podría suponer que el cuerpo sin vida aterrizó el avión.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído