MANO DURA CON EL INMIGRANTE MALEANTE

El Gobierno de Boris Johnson prohibe la entrada en Reino Unido a los europeos que hayan pasado por prisión

En principio, la medida solo afecta a los que hayan purgado más de un año en la cárcel, pero se puede extender a todo el que haya pisado el calabozo

El Gobierno de Boris Johnson prohibe la entrada en Reino Unido a los europeos que hayan pasado por prisión
Boris Johnson. PD

Duro y a la cabeza. Sin complejos.

Y nada de ‘menas’ como esos que acuna el socialista Pedro Sánchez o comprensión hacia los delincuentes rumanos, como los que pululan por las calles españolas.

El Reino Unido impedirá que los ciudadanos europeos condenados a más de un año de cárcel entren en su territorio, una vez que la libre circulación de personas se acabe el próximo 1 de enero por la aplicación del ‘brexit’.

El Gobierno de Londres espera aplicar un sistema de migración «más firme y más justo» tras la salida de la Unión Europea, en el que los europeos estarán sujetos al mismo régimen que los migrantes no comunitarios.

«En virtud de la legislación europea, el Reino Unido ha permitido a los delincuentes de la UE entrar en el país, cuando de otro modo se les habría detenido y devuelto», explicó el ejecutivo en un comunicado.

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha presentado una nueva legislación al parlamento donde su partido tiene una aplastante mayoría.

«Durante demasiado tiempo, las normas de la UE nos han obligado a permitir que criminales extranjeros peligrosos entren en nuestras calles, que abusan de nuestros valores y amenazan nuestra forma de vida», denunció la ministra del Interior, Priti Patel.

Menos de un año de cárcel

En algunos casos, incluso las personas condenadas a menos de un año de prisión o a los delincuentes que no han sido condenados a la cárcel también podrían ver denegada su entrada en virtud de este proyecto de ley, que no afectará a los europeos actualmente afincados en el Reino Unido y con permiso de residencia.

El anuncio planteó sin embargo interrogantes sobre cómo podrá el Reino Unido comprobar los antecedentes penales de los europeos si pierde el acceso a las bases de datos europeas en ausencia de un acuerdo con Bruselas al final del período de transición posbrexit, el 31 de diciembre.

«Estamos trabajando estrechamente con nuestros socios europeos» en este tema, explicó el secretario de Estado para la seguridad pública, Kit Malthouse, al canal Sky News, subrayando que el Reino Unido sigue siendo miembro de Interpol.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído