España: El turismo cierra 2020 con las peores cifras de las últimas décadas por la pandemia

España: El turismo cierra 2020 con las peores cifras de las últimas décadas por la pandemia

La pandemia de Covid-19 ha provocado una gran crisis para el sector turístico, que en España cerrará 2020 con las peores cifras desde hace décadas. El año 2019 fue el séptimo año consecutivo de crecimiento para el turismo español, con más de 83,7 millones de turistas y un gasto total de 92.278 millones de euros, a pesar de que el sector se vio afectado por la quiebra del turoperador Thomas Cook.

Sin embargo, el coronavirus ha roto con la línea ascendente. En abril, debido al cierre total de las fronteras para evitar la propagación del virus, el turismo cayó un 100% con respecto al año anterior. Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que miden la evolución hasta octubre, muestran que España recibió durante los diez primeros meses del año 17,9 millones de turistas internacionales, con una caída del gasto del 77,3%.

En los meses siguientes, los países de la Unión Europea han vuelto a endurecer las restricciones a la movilidad y España, con un nuevo estado de alarma y la aprobación de diversos confinamientos, introdujo el 23 de noviembre la obligatoriedad de presentar PCR negativa para acceder al país, lo que el sector considera una «disuasión» para el turismo. Por todo ello, los agentes turísticos consideran que el total del año no superará los 20 millones de visitantes internacionales.

En sus últimas estimaciones, realizadas en octubre, Exceltur consideraba que los niveles de PIB turístico e ingresos por turismo extranjero del año 2020 serán equivalentes a los de hace 25 años, con una caída de la actividad turística de 106.159 millones de euros. De esta forma, la actividad directa e indirecta del sector en 2020 sería de 46.431 millones de euros, equivalentes a los niveles del año 1995.

En junio, el Gobierno aprobó un plan de impulso al sector turístico español dotado con 4.262 millones de euros, que busca la transición hacia un modelo económico «más sostenible e inclusivo aprovechando el posicionamiento del sector como industria estratégica». En julio, el Ejecutivo nombró a Fernando Valdés como nuevo secretario de Estado de Turismo en sustitución de Isabel Oliver.

LA PEOR CRISIS DE LA HISTORIA DE LA AVIACIÓN

El transporte aéreo cataloga esta crisis como «la peor de la historia de la aviación» tras la Segunda Guerra Mundial. La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés), considera que 2020 ha sido un año «desastroso». Según sus previsiones, el tráfico de todo el año 2020 será un 66% más bajo que el de 2019 y no espera que el tráfico se recupere hasta pasado un lustro.

Las aerolíneas de todo el mundo se han visto obligadas a solicitar ayudas gubernamentales para garantizar su supervivencia ante pérdidas de miles de millones. En mayo, Iberia y Vueling cerraron préstamos sindicados por 750 y 260 millones de euros, respectivamente, mientras que el ‘holding’ al que pertenecen, IAG, aprobó en septiembre una ampliación de capital por 2.570 millones de euros.

IAG, además, ha vivido este año un cambio en su cúpula directiva. La junta de accionistas, celebrada en agosto, aprobó el nombramiento de Luis Gallego, hasta la fecha consejero delegado de Iberia, como consejero delegado de IAG en sustitución de Willie Walsh. Este cambio organizativo provocó el nombramiento de Javier Sánchez-prieto como consejero delegado e Iberia y de Marco Sansavini de Vueling.

En noviembre, el Consejo de Ministros dio ‘luz verde’ al rescate público de la aerolínea Air Europa por valor de 475 millones de euros a través de dos préstamos con seis años como plazo máximo de amortización. Por ello, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) ha nombrado a José Ángel Partearroyo y Juan Manuel Bujía como vocales del consejo de administración de Air Europa.

RENEGOCIACIÓN DE LA COMPRA DE AIR EUROPA

La crisis también ha truncado el proceso de adquisición de Air Europa por Iberia. En noviembre del pasado año, la aerolínea del grupo IAG y Globalia firmaron un acuerdo por que el la primera compraría la segunda por 1.000 millones de euros, acuerdo sujeto a las aprobaciones de las autoridades de competencia.

La caída del tráfico y los problemas económicos de ambas compañías derivaron en una renegociación para convertir el acuerdo precovid en uno posCovid, ya que la situación cambió «radicalmente».

No obstante, desde IAG han mantenido su convicción de que la operación es beneficiosa estratégicamente al permitir la creación de un gran ‘hub’ en Madrid y al sumar rutas y capacidades.

Por su parte, el otro gran acuerdo de Globalia para 2020, la fusión de sus actividades de viajes con grupo Barceló, fue ratificado el 18 de diciembre, después de contar con la aprobación de la ya contaba con la aprobación de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

CRISIS DE LAS AGENCIAS DE VIAJES

Como todos los agentes del sector, las agencias de viajes han sido otras de las grandes afectadas por la pandemia, problema agravado por la obligación de devolver al cliente el importe de los billetes aéreos aunque no lo hubieran recibido por parte de las aerolíneas.

Esta obligación, recogida en la Ley de Viajes Combinados, ha provocado que las agencias expresen su descontento a través de manifestaciones, tanto digitales como presenciales, y que reivindiquen la «necesidad» de modificar dicha ley.

Desde el comienzo de la pandemia, este sector, compuesto principalmente por pymes, ha estado reclamando medidas concretas ante su «catástrofe», según lo definió la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV).

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído