Aventuras en la naturaleza y senderismo en Kioto para empezar este 2021

Aventuras en la naturaleza y senderismo en Kioto para empezar este 2021

Kioto es una ciudad milenaria célebre por su tradición, su historia, su gastronomía y su cultura. Pero un aspecto quizás menos conocido de la antigua capital imperial son sus paisajes naturales, que ofrecen muchas opciones para practicar deportes y disfrutar al aire libre, y que se pueden explorar en las cinco rutas de senderismo conocidas como “Kyoto Round Trail”, 84 kilómetros de aventura y exuberante naturaleza que rodean la antigua capital milenaria.

Los cinco recorridos (Higashiyama, Kitayama Este, Kitayama Oeste, Nishiyama y Keihoku) tienen diferentes niveles de dificultad y distancias, con paseos suaves y relajados o senderos más complicados, al abrigo de ricos bosques que esconden templos, santuarios y monumentos que dan testimonio de la cultura local.

El acceso es posible gracias a estaciones de tren y paradas de autobús que se encuentran ubicadas cerca de los comienzos de las diferentes rutas. Los diferentes caminos discurren a través de profundos bosques, arroyos de agua clara y paisajes rurales. Pero también es posible contemplar muestras del rico patrimonio cultural de Kioto, además de diferentes miradores desde donde apreciar impresionantes postales del paisaje urbano de Kioto con una perspectiva única de la ciudad.

Ruta Higashiyama

La ruta de Higashiyama une el espectacular castillo Fushimi Momoyama, hasta el área cercana a la estación de Fukakusa. Separados por una distancia en línea recta de aproximadamente 9,5 kilómetros, la ruta entre bosques y vegetación recorre casi 25, desde el conocido santuario Fushimi Inari Taisha, célebre por sus infinitos caminos de toriis rojos, hasta el monte Shimizu. Es una ruta recomendada para principiantes ya que, además de no tener una dificultad excesiva, es de fácil acceso a través del transporte público.

Ruta Kitayama Este

El recorrido de 17,9 km de esta ruta cruza el monte Hiei, conocido por albergar Enryaku-ji, el templo principal de la Escuela Budista Tendaishu y parte del conjunto de Monumentos históricos de la antigua Kioto declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1994. Desde Hiei se pueden apreciar magníficas vistas panorámicas de la ciudad. Más adelante, el camino atraviesa los pequeños pueblos rurales de Shizuhara y de Ohara, donde se encuentra el hermoso templo budista de Sanzen-in, la cascada Otonashi no taki y fuentes de aguas termales.

Ruta Kitayama Oeste

La ruta del Oeste es todavía más impactante respecto a la naturaleza, ya que el colorido llama poderosamente la atención a lo largo de las cuatro estaciones. Desde cerezos en flor en primavera, tan propios de la cultura japonesa, pasando por el momiji, el otoño multicolor de dorados y ocres, hasta las cumbres nevadas propias del invierno. Esta ruta tiene también un sentido espiritual: sobrecoge el empinado camino del monte Kitayama que han recorrido varias generaciones de monjes en sus peregrinaciones sagradas a Kurama y Kiyotaki, y que destaca por sus espectaculares bosques de cedros, cuya altura y verticalidad les ha convertido en uno de los reclamos más fotografiados.

Ruta Nishiyama

Este itinerario es especialmente atractivo por su equilibrio entre la tradición espiritual de Kioto y la riqueza natural del entorno. Esta ruta bordea el plácido río Kiyotaki, cuya ribera invita al paseo y la meditación; y llega hasta Arashiyama, el icónico pueblo rodeado de ríos y lagos que alberga uno de los bosques de bambú más célebres del mundo; y pasa por el entorno de majestuosos templos y santuarios, como los de Saiho-ji, con sus espesos mantos de musgo que se extienden a los pies de los árboles, entre raíces centenarias y bosques de bambú, y Tenryu-ji, un remanso de paz budista, con un estanque que refleja los voluminosos arces que pueblan sus jardines.

Ruta Keihoku

Es la ruta más larga y más exigente, con 48,7 kilómetros que rodean la zona de Keihoku, llena de frondosos bosques y paisajes naturales de especial belleza. Su punto de partida se encuentra a una hora de distancia de Kioto, en la meseta de Tamba, salpicada de impresionantes lugares, paisajes y monumentos, como la cascada Takimata, el templo Joshoko-ji, conocido por sus cerezos en flor, y el puente colgante de Uogabuchi. Para descansar, el mejor punto es el mirador formado por las colinas que se encuentran al pie de las montañas, tapizadas de sembradíos, arrozales y bosques.

Todas las rutas de Kyoto Round Trail son accesibles a través de la red de transportes y están debidamente señalizadas, y son un plan alternativo perfecto para descubrir el silencio, la veneración a la naturaleza y los increíbles paisajes que rodean Kioto.

Y para los que se animen a explorar Kioto haciendo senderismo y compitiendo, esta primavera se celebrará en la ruta de Higashiyama la carrera Kyoto Trail Run 2021, que tendrá lugar el próximo 17 de abril y recorrerá 32 kilómetros entre arboledas y bosques.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído