El libro, editado por Ediciones Luciérnaga incluye más de 150 lugares para descubrir los secretos de la capital y sus alrededores

Libros: Guía del Madrid mágico

Libros: Guía del Madrid mágico

Guía del Madrid mágico permite descubrir las leyendas y los misterios más insólitos y sorprendentes de esta enigmática ciudad. Estructurado en prácticos itinerarios, que el lector puede recorrer a pie o con la imaginación, este libro descubre las facetas más insospechadas y cautivadoras de una ciudad por la que habitualmente transitamos ajenos a su magia.

Todo requiere su momento, debemos detenernos, sosegarnos, para descubrir la cara del auténtico misterio que respira Madrid.

Clara Tahoces actualiza un libro que es ya un clásico y un bestseller: su revelador estudio de las claves históricas y esotéricas ocultas, los fenómenos extraños y los secretos que confieren a Madrid una atmósfera única.

Incluye más de 150 lugares para descubrir los secretos de la capital y sus alrededores.

«Si yo fuera usted, no volvería a pasear por las calles de Madrid sin llevar este libro bajo el brazo. Descubrirá la ciudad que se oculta tras las fachadas de la capital.» Javier Sierra.

(Un avance del libro)

Los fantasmas del Reina Sofía

En 1590, sobre un albergue de indigentes que había en la zona de Atocha, se iniciaron —bajo el reinado de Felipe II— las obras para la construcción del Hospital San Carlos.

Nacía así un gran complejo hospitalario que unificaba el resto de los centros sanitarios dispersos por Madrid. Allí se atendió a numerosas personas a lo largo del tiempo, y muchas de ellas murieron víctimas de las diferentes epidemias que azotaron la villa. Posteriormente, el edificio tuvo diversos usos: hospital psiquiátrico, casa cuna y hospital de sangre durante la guerra civil española, cuando, por cierto, también se ejerció allí la tortura.

Tras una etapa de gran actividad, fue abandonado en la década de 1960 hasta su restauración en 1980 para convertirlo en el actual Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, que abrió sus puertas en el año 1986.

Fue en 1991 cuando saltó la noticia a los medios de comunicación: según diversos testigos, el museo estaba encantado. Algunos empleados del servicio de seguridad y otras personas de la plantilla afirmaban que en el interior del museo ocurrían cosas extrañas. Básicamente, durante las rondas de vigilancia percibían voces y pasos, y veían extrañas procesiones religiosas. Además, se oían golpes en los sótanos y los ascensores se ponían en funcionamiento solos.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Lo más leído