Nutritivo y endulzante, este fruto es muy popular en el país mediterráneo, que es el máximo productor a nivel mundial

Los dátiles medjoul, una delicatessen de Israel

Los dátiles medjoul, una delicatessen de Israel

Los dátiles medjoul crecen en climas cálidos, por eso, la zona de Oriente Próximo e Israel, país que tiene una temperatura media anual de 25ºC, se convierte en un territorio perfecto para cultivarlos. Es un fruto dulce, nutritivo, carnoso y tierno. Está considerado como el “rey de todos los dátiles” e Israel, hoy en día, es el mayor productor de esta variedad de dátil del mundo, y exporta un poco más de la mitad de su producción.

Es el único tipo de dátil que puede recogerse y comerse fresco y, además, es altamente beneficioso para la salud: ayudan a las personas con anemia por su alto contenido en hierro; son energizantes por contener mucha glucosa y su elevado contenido de potasio, resulta ser de gran ayuda para el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Aunque los dátiles medjoul pueden comerse frescos, lo cierto es que existe una amplia cantidad de recetas que enriquecen su sabor y permiten disfrutar de una comida, merienda o cena completa. Estas son cinco recetas que pueden elaborarse con este característico fruto que crece en Israel:

Dátiles rellenos de queso de cabra
Ingredientes20 dátiles Medjoul
150 g de queso de cabra
Sal en escamas
 
Preparación
Precalentar el horno a 190 °C y cubrir la bandeja con papel vegetal. Abrir los dátiles por la mitad y retirar el hueso. Rellenar cada dátil con queso de cabra y espolvorear sal en escamas por encima. Hornear durante 10 – 12 minutos, hasta que los dátiles se vean tiernos y el queso empiece a fundirse. Se recomienda servir de forma inmediata, para disfrutarlos con el queso derretido.

Dátiles rellenos de queso de nueces y chocolate
Ingredientes20 dátiles Medjoul
20 nueces
200 g de chocolate negro para fundir
Preparación
Calentar el chocolate en intervalos de 30 segundos hasta que se derrita, removiéndolo. Una vez esté hecho, abrir los dátiles por la mitad y rellenarlos con una nuez. Bañar los dátiles en chocolate y colocar sobre la bandeja, previamente cubierta con papel de horno. Se pueden complementar espolvoreando por encima con trocitos de nueces, sésamo o coco rallado. Cuando estén todos los dátiles rellenos y cubiertos de chocolate, hay que dejar que se enfríen durante 1 hora en el congelador antes de servirlos.

Cuscús con dátiles y almendras
Ingredientes150 g de cuscús
150 ml de agua
2 g de sal
Aceite de oliva virgen extra
Zumo de 1/2 limón
Piel de medio limón
1 cucharada de cardamomo molido
1 lata de garbanzos
30 g de dátiles Medjoul
150g de espinacas
150g de zanahorias
Perejil
Menta

Preparación
Un plato ligero y fresco, apetecible especialmente en verano. En primer lugar, hay que hervir el cuscús hasta que quede al gusto. De forma paralela, se trocean las zanahorias, el perejil y la menta, para después añadirlos y mezclarlos con el cuscús en un bol. Los dátiles se añaden seguidamente. Una vez con estos ingredientes preparados, se aliña la ensalada con una mezcla de aceite, miel, sal, pimienta y zumo de limón. Por último, se añaden las espinacas.

Pasteles de dátiles – Ma’amoul
Ingredientes500 gramos de sémola
200 gramos de mantequilla
100 gramos de harina tamizada
1 taza de azúcar
Azúcar para espolvorear
100 gramos de azúcar
Dátiles Medjoul picados
Preparación
Derretir la manteca en el fuego y cuando esté deshecha, incorporar la sémola, la harina, el azúcar y el agua, hasta conseguir una masa que se pueda moldear. Para poderlos rellenar, se recomienda hacerles un pequeño hueco con el dedo. Para el relleno, hay que mezclar los dátiles picados con azúcar y preferiblemente, agua de azahar. Normalmente se les da forma con un molde especial parecido a una flor. Finalmente, hornear durante 15 minutos a 160-180 ºC.

Miel de dátiles
Ingredientes200g de dátiles Medjoul
Agua
Preparación
Es una receta muy sencilla. Simplemente hay que dejar reposar durante 20 minutos los dátiles (sin hueso) sumergidos en agua caliente y después colar y conservar el líquido resultante. Picar los dátiles, añadirlos en una batidora eléctrica y añadir más agua, hasta que quede la textura cremosa que se desee. No requiere añadir ningún endulzante porque el dátil ya es un fruto muy dulce de por sí.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Lo más leído