EL VIAJERO IMPENITENTE

¿Qué puedo hacer con el bono que me dio la aerolínea por el billete si ya no quiero viajar?

Las posibilidades de reclamar el importe del billete original dependerán de si la compañía ocultó información al cliente

¿Qué puedo hacer con el bono que me dio la aerolínea por el billete si ya no quiero viajar?

El ministro alemán de Exteriores afirmó este 21 de abril de 2020 que «este verano no podrá haber vacaciones normales».

Se refería Heiko Maas a los germanos y al resto de los europeos.

Y lo hizo el ministro después de un encuentro virtual con varios de sus homólogos europeos, confirmando las advertencias lanzadas por las autoridades alemanas e internacionales a hoteles, restaurantes y locales de ocio de los principales destinos de los turistas alemanes, como Italia, Turquía y España.

«De igual forma que hemos cancelado todos los grandes acontecimientos hasta finales de agosto, corresponde a la verdad decir que este verano no podrá haber una temporada de vacaciones normal, con bares de playa y cabañas de montaña llenas». 

Añadió que no sería responsable permitir de nuevo la libre circulación de personas y las grandes concentraciones de gente, porque dispararían la propagación del Sars-Cov2 y repuntarían las cifras de infectados.

Con ese panorama, muchos de los que, al ver que se cancelaban sus vuelos hace mes y medio, aceptaron un bono canjeable en lugar del reembolso, empiezan a a preocuparse.

Con las perspectivas de viajar cada vez más alejadas, la mayoría desearía recuperar el dinero. Pero no es tan sencillo.

Las posibilidades de reclamar el importe una vez aceptado el bono dependerá de si la aerolínea ofreció al cliente ambas opciones o si, por el contrario, ocultó al comprador su derecho de recuperar el importe.

Cabe recordar que, durante los primeros días del estado de alarma, la gran mayoría de las aerolíneas españolas no estaban ofreciendo a los clientes el reembolso automático, sino un bono por el importe con el que comprar otro trayecto en un plazo determinado, de entre seis meses y un año.

Si la compañía aérea solo ofreció el bono al cliente, sin la opción de reembolso, este vale canjeable puede perder la validez y el cliente podrá recurrir a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) para reclamar la devolución del importe.

Si no se ofreció la posibilidad de reembolso o este fue imposible solicitarlo de una manera “fácil”, la recomendación para los viajeros afectados es que se asesoren con profesionales en la materia, ya que la falta de información de esa posibilidad, o la imposibilidad en sí misma de poder solicitarlo, habilita la opción de reclamar el reembolso tras haber aceptado el bono.

En relación a aerolíneas sin sede en la Unión Europea, que realizan vuelos internos en el país de destino y que se rigen por el Convenio de Montreal, la reclamación es más complicada.

Puesto que, pese a que el viajero puede ponerse en contacto con la compañía aérea para solicitar su dinero, no podrá pedir que se ejecute el pago si la compañía aérea no procede a realizar el reembolso.

El principal problema de estos bonos es la posibilidad de que la compañía quiebre ya que, si el documento emitido no tiene el respaldo de un avalista, no se asegura que el importe esté cubierto.

En los casos en los que al cliente se le ofrecieran todas las opciones, la posibilidad de reclamar el dinero es prácticamente nula.

No obstante, en caso de no poder canjear el bono en el año establecido, lo recomendable es que el cliente se ponga en contacto su aerolínea e intente negociar las condiciones argumentando que no podrá volar por cuestiones económicas o por sentir aún miedo a un posible contagio.

En caso de que el billete formase parte de un paquete turístico, el minorista deberá reembolsar el importe al cliente transcurrido el periodo sin haberlo utilizado.

Aún se desconoce cuándo se abrirán las fronteras y los pasajeros que tienen vuelos reservados para los meses de julio o agosto pueden no haber recibido aún la notificación de cancelación.

Si desean mantener su viaje pero atrasarlo unos meses, lo adecuado es cambiar ahora la fecha del vuelo si tienen la posibilidad de hacerlo sin coste.

Si, en cambio, tienen la intención de no viajar, puede esperar a que la empresa comunique la cancelación.

En tal caso, la aerolínea deberá reembolsarle el precio del billete en un plazo máximo de 7 días.

El cliente también puede transmitir a la compañía aérea que no viajará, aunque en tal caso la devolución tardará hasta 74 días en efectuarse.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Expertos
Paul Monzón

Periodista. Viajero especializado en Turismo. Como tal ha participado en las más importantes ferias de turismo del mundo y asistido, como enviado especial, a Cumbres Mundiales.

Nacido en Lima. Perú. Reside en España desde hace dos décadas. Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Lo más leído