Santiago de Compostela (parte IX)

Santiago de Compostela (parte IX)

Vuelvo a mi realidad y curioseo la plaza del Obradoiro, bulliciosa a pesar del día lluvioso: algún vehículo en el entorno del viejo Hospital Real, un numeroso grupo de bicicletas peregrinas tumbadas en el suelo, otros grupos de ellas apoyadas en el palacio de Raxoi; personas, especialmente peregrinos, que van y vienen;
Santiago de Compostela (parte VIII)

Santiago de Compostela (parte VIII)

Debe de estar terminando la misa del peregrino. Vuelvo a la catedral y accedo a ella a través de la fachada de la Azabachería. ¡Magnífico momento! El Botafumeiro quiere entrar en acción. El órgano, atronador, suena celestial inundando la basílica con sus notas serenas, penetrantes, acrisoladas,
Santiago de Compostela (parte VII)

Santiago de Compostela (parte VII)

Me hallo frente a la fachada sur de la catedral, la correspondiente a la plaza de las Platerías. Para los estudiosos, resulta extrañamente armónica y equilibrada a pesar del particular desorden en que aparecen buena parte de las figuras que la integran. Si observo con atención sus jambas podría descubrir
Santiago de Compostela (parte VI)

Santiago de Compostela (parte VI)

Bajo a la cripta para mostrar mis respetos a Santiago y a sus discípulos Atanasio y Teodoro, cuyos restos custodiaría la urna; dos peregrinas de mediana edad se encuentran arrodilladas en un reclinatorio frente a ella. El espacio es reducido y los visitantes debemos circular. Sustituye a las dos romeras una joven que también
Santiago de Compostela (parte V)

Santiago de Compostela (parte V)

Estimo finalizada la fase de autoteledirección. Doy la espalda al maestro Mateo y admiro este prototipo de templo románico. Presenta planta de cruz latina y tres naves en los dos cuerpos, o lo que es lo mismo, nueve naves organizadas en torno a 63 pilares y columnas. Desde aquí, al lado del Arquitectus, la perspectiva
Santiago de Compostela (parte IV)

Santiago de Compostela (parte IV)

Me hallo en la plaza del Obradoiro, la más universal de la ciudad y tal vez del orbe. La primera impresión que me suscita es de amplitud y majestuosidad. Si cierro los ojos en esta infinita explanada puedo escuchar a los canteros de otro tiempo trabajando el granito con que levantan esta espectacular fachada, la obra barroca
Santiago de Compostela (parte III)

Santiago de Compostela (parte III)

Compostela, ciudad pujante y asaltada. La defensa Pero, entre la primitiva y modesta ermita de Teodomiro y la esplendidez de la actual catedral, fueron muchos los avatares vividos por nuestros antepasados en estas tierras. Se levanta una nueva iglesia tan solo sesenta años después de la primera. Compostela se hace una ciudad
Santiago de Compostela (parte II)

Santiago de Compostela (parte II)

Diego Gelmírez ¿Cuánto debe Compostela y lo que representa a Gelmírez? Este mítico varón, llamado almirante y obispo constructor, se merece unas líneas en particular. Confieso mi curiosidad desde siempre por el hombre entusiasta, inteligente, culto, astuto, audaz, destemido, ambicioso y poco
Santiago de Compostela (parte I)

Santiago de Compostela (parte I)

«... entramos en la sacratísima ciudad de Compostela...», escribe Jerónimo Münzer entre 1494 y 1495. Y la otra cara de la moneda, la percepción de un viajero también extranjero, anónimo por temor a la Inquisición, que en 1765 estima que «La capital [de Galicia] es Santiago de
Melide

Melide

En el entorno de Vilar de Donas debe de hallarse Fontecuberta, donde debió de existir un castillo rodeado de una curiosa leyenda. Un caballero francés que peregrinaba a Compostela se enamoró de la más joven de las hijas del dueño del castillo y, a su vuelta, se casaron; la mayor, secretamente enamorada del
Vilar de Donas

Vilar de Donas

Me encuentro en Galicia, inmerso en su hábitat particular, con multitud de pequeños núcleos de población, un enrejado de carreteras locales, una señalización razonablemente abundante pero que no me facilita localizar los enclaves que me interesan..., todo lo cual me dificulta la tarea. Así que,
Sarria / Portomarín

Sarria / Portomarín

Sarria Desde Samos, Sarria se encuentra a tiro de honda, y posee sus curiosidades. Casi la cuarta parte de los peregrinos del Camino Francés en 2009 se incorporaron a la peregrinación aquí; y es que tienen derecho a la Compostela quienes recorran los últimos cien kilómetros del Camino a pie, y Sarria se halla
Samos

Samos

Toca ahora desandar la subida a Pedrafita. Si la niebla me lo permitiera describiría la existencia de pastizales y de helechos, de castaños y de robles, pero... A la salida de Liñares, postes metálicos, balizas inestimables que señalan el camino cuando reina la niebla o la tierra se alfombra de blanco. En
O Cebreiro

O Cebreiro

Ya me encuentro en lo alto, en Pedrafita do Cebreiro. Como acabo de escribir, una niebla densa, espesa, lo invade todo. Estaciono el automóvil al lado de otros, tomo la cámara y la mochila y recorro el entorno. Me cruzo con un paisano maduro y vestido de fiesta: ¿irá a misa? Un cartel anuncia 1.300 metros de altitud.
Villafranca del Bierzo / Subiendo Pedrafita

Villafranca del Bierzo / Subiendo Pedrafita

Villafranca del Bierzo Dejo Cacabelos y reemprendo la marcha por caminos enmarcados por cepas perfectamente alineadas, muy próximas entre sí en alguna parcela, y unos minutos después, Villafranca del Bierzo. Escribe Hermann Künig, monje peregrino, en 1495: ... luego tienes cinco millas hasta Willefrancken [Villafranca
Ponferrada / Cacabelos

Ponferrada / Cacabelos

Ponferrada Pons Ferrata. Ponferrada. ¡Herrería! ¡Hierro! Y es que los romanos extrajeron ese metal de estas montañas. Hace un milenio, el obispo de Astorga añadió unos arcos de hierro a un viejo puente romano que, desde entonces, pasó a ser conocido de este modo, Pons Ferrata, un puente que servía
Camino de Santiago: A Molinaseca por el monte Irago

Camino de Santiago: A Molinaseca por el monte Irago

Después de Astorga, cruzo Murias de Rechivaldo y, poco después, alcanzo Castrillo de los Polvazares. Dicen mis notas que esta villa es ejemplo de típica población maragata. ¿Cómo será un pueblo maragato? Además, mi joven informante astorgana me sugirió detenerme a conocerlo. Estaciono
Hospital de Órbigo - Astorga

Hospital de Órbigo – Astorga

Hospital de Órbigo Abandono con pesar el santuario de la Virgen del Camino con la vista puesta en la próxima parada. Y vuelvo al páramo. En esta comarca se enfrentaron a muerte las tropas de Alfonso el Batallador y las de su esposa doña Urraca dirimiendo sus diferencias. Urraca y Alfonso, bisnietos de Sancho III,
León

León

León atesora dos mil años de existencia, primero como sede de la VI legión romana, Victrix, Victoriosa, aquí ubicada para proteger las minas de las Médulas; después, como capital del reino de León hace un milenio, probablemente la ciudad española más importante en aquel momento,
Sahagún

Sahagún

Entro a tierras de León, la provincia con mayor número de kilómetros de Camino. Poco después, Sahagún. Aquí, se une al Camino Francés el Camino de Madrid. Si me dejo llevar por la leyenda tendría que escribir que su fundación se debe a Carlomagno, que libraría una importante
Carrión de los Condes

Carrión de los Condes

Continúo el Camino por Tierra de Campos hasta alcanzar Carrión de los Condes, junto al río Carrión. Tengo ganas de conocer la villa porque, sin verla, sé que mantiene el sabor medieval, la tradición jacobea; no es en vano que el Códice la destaca como próspera y rica en pan, vino y carne.
Boadilla del Camino / Frómista / Villarcázar de Sirga

Boadilla del Camino / Frómista / Villarcázar de Sirga

Boadilla del Camino Veintidós kilómetros separan Castrillo de Matajudíos de Frómista. Son veintidós kilómetros de carretera estrecha y muy recta; a los lados, campo, campo verde y llano. Y es que ya me encuentro en Tierra de Campos, de suaves ondulaciones, esteparia, despensa de cereal, una tierra
Castrojeriz

Castrojeriz

Lo primero que atrae mi atención en sus inmediaciones son las ruinas de su castillo, en lo alto, donde fue ajusticiada la intrigante Leonor de Castilla. Dejo la carretera y me desvío a mano derecha por la vía que siguen los peregrinos y que recorre la villa, una larga vía de unos dos kilómetros («Tras

Lo más leído