El mapa del tesoro para una buena relación guiri-español

Llevarse bien con un español es muy sencillo: ‘guiri’ no toques ninguno de estos 6 temas

Los dichosos estereotipos. Nos ayudan a agrupar a las personas por tipos, algo que nos hace prever determinados comportamientos de cada individuo en función del trabajo que desempeña, su edad, aspecto, sexo y nacionalidad.

Sin embargo, muchas veces, estos estereotipos hacen que generalicemos injustamente y digamos o pensemos cosas de un grupo concreto que no tienen porqué ser así.

De todas ellas, hoy vamos a centrarnos en las que no deberíamos decirle a un español.

Para empezar, nunca des por hecho que a un español le gustan las corridas de toros.

«Me gustan los toros» o «me encantan los españoles pero sufro con vuestra afición del toreo» son frases desacertadas, ya que muchos españoles reniegan tanto de las corridas de toros como de San Fermín.

La paella

La paella es, junto con la tortilla de patatas, el plato español más internacional. Ten mucho cuidado cuando hables de la paella con un español. Si está bien informado puede crucificarte si le dices que te encanta la paella de marisco o que te gusta más que la de carne o la mixta. La paella no lleva pescado y si te gusta eso, entonces te gusta un arroz con pescado y/o marisco. El problema es que se le llama erróneamente, incluso dentro de España, a cualquier cosa que lleve arroz amarillo. Bien sabe del tema el cocinero británico Jamie Oliver, que tuvo la genial idea de hacer una ‘paella’ con chorizo, que tampoco lleva, y compartir la imagen en las redes. Los españoles descargaron su ira contra el chef a modo de burla sin tener en cuenta sus sentimientos.

Señores flamencos

«¿Eres español? Oh, ¡me encanta el flamenco! Tienes que enseñarme a bailar». Otro estereotipo que hace mucho daño a muchos españoles, es que los extranjeros se piensen que a todos nos gusta bailar sevillanas, flamenco y que además, cantamos, tocamos las palmas y la guitarra española como si fuéramos Paco de Lucía. No es así.

Semana Santa

En el resto de Europa, alucinan con la tradición de la Semana Santa en España. La mayoría de los que vienen a ver a las hermandades desfilando por las calles lo hacen porque no pueden creerse que una tradición así sea posible. Frases como «los españoles sois muy raros con la Semana Santa» o «no entiendo cómo podéis hacer eso» pueden indignar tanto al que está metido en el folclore como al que no tiene nada que ver y discrepa con la tradición por haberlo metido en el saco.

Vosotros los españoles…

Cuidado con la manera de empezar una frase para referirte a los españoles. En España, hay muchos catalanes, vascos y gallegos que quieren independizarse y no es que prefieran, es que exigen que los llamen por el gentilicio de su comunidad autónoma.

No speak english

En muchos países europeos puedes preguntar por una dirección en inglés porque todo el mundo lo habla. En España, aunque cada vez hay más personas que dominan la lengua de Shakespeare, muchos no lo hablan y además son muy orgullosos. «Estamos en España, háblame en español». Esta frase es un clásico de más de uno que no puede o no quiere hablar en inglés.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído