Los escritores de viajes del periódico británico han elegido sus 40 playas favoritas en Europa. Esta es su lista española

Según The Guardian; 5 playas españolas, están entre las mejores de Europa

Según The Guardian; 5 playas españolas, están entre las mejores de Europa

Un año más nuestras playas arrasan. Los periodistas de viajes de The Guardian han hecho públicas sus preferencias a la hora de ir a la playa en Europa. Han elegido las cuarenta playas que más les han sorprendido o encantado por cualquier razón: por la arena, por la gastronomía, por el entorno. Cinco españolas forman parte de esa selección. Y curiosamente, ninguna de las cinco está en las islas. Son playas de la península, y varias de ellas están en el norte. Estas son sus apuestas, según recoge ABC y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

La Concha, San Sebastián
En la clasificación de TripAdvisor suele aparecer entre las mejores del mundo. En la edición de este año, en cuarta posición. Para el periódico británico, «es el edificio Chrysler de playas: reconocible al instante, la playa urbana más hermosa de España». Solo el paseo marítimo, desde la Parte Vieja y la zona de tapas hasta el Peine del Viento, merece un verano. Las casas y los hoteles nos elevan a un ambiente clásico y de lujo. Y las calles de la ciudad ponen el contrapunto vibrante y fresco. Junto a La Concha están las playas de Ondarreta y Zurriola.

El Rompido, Huelva
A los escritores de The Guardian les encanta La Flecha, una especie de isla entre los municipios de Lepe y Cartaya, a la que normalmente se accede en barca, aunque también se puede ir a pie desde la playa de La Antilla (3-4 kilómetros). En torno a El Rompido hay campos de golf, una playa larga respaldada por pinos y senderos y un mar en calma, con la costa protegida por La Flecha. Cerca, la frontera con Portugal y algunos hoteles todo incluido.

Playa de los Muertos, Almería
Los Muertos es una enorme playa recta, de un kilómetro de longitud, con el agua más azul y cristalina de la zona. Advertencia: el camino que separa el aparcamiento de la playa, de unos 700 metros, no es especialmente llano ni sencillo. Alrededor, el Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar, con otras playas y calas excelentes.

Playa de Poo, Llanes
La pleamar forma una piscina natural de agua salada. La imagen aérea de este entrante de mar, en forma de embudo, nos da una pista sobre lo peculiar de esta playa, desde cuyas arenas no se llega a divisar el mar sobre todo en momentos de bajamar. Está en la desembocadura de un pequeño arroyo llamado Río Vallina. Rodeada de verdes praderas y rocas, sus aguas color esmeralda están resguardadas entre acantilados, lo que la convierte en un lugar idóneo para que los niños jueguen y se bañen sin peligro alguno. Como curiosidad, desde la playa se puede divisar el famoso islote de castro de Poo, una peculiar formación rocosa con forma de barco hundido.

Aiguablava, Begur, Gerona
Sa Riera, junto a la vecina Aiguablava, puede que sea una de las calas/playa más conocidas de la Costa Brava. De fácil acceso, carácter familiar y a pocos minutos de Begur, uno de los pueblos imprescindibles para quien quiera concer la zona. Aiguablava (agua azul en castellano) y su parador nacional componen, para lo bueno (agua y paisaje) y para lo malo (masificación en verano), la postal arquetípica de la Costa Brava. El resto de playas de Begur (Sa Tuna, Aiguafreda, Playa Fonda…) son también imprescindibles.

 

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído