EL VIAJERO IMPENITENTE

EEUU alerta a sus ciudadanos del peligro que corren en España por los ‘ataques sexuales’

EEUU alerta a sus ciudadanos del peligro que corren en España por los 'ataques sexuales'

Lo que faltaba. La embajada de EEUU ha lanzado una alerta en seguridad para todos aquellos que viajen a España.

Y el motivo es la posibilidad, creciente según las autoridades norteamericanas, de que sufran ataques sexuales en territorio español.

Puede haber influido en los expertos diplomáticos la reiteración e insistencia con que desde hace meses dan aire las cadenas de televisión españolas a todo tema relacionado con el sexo, pero el aviso parece claramente exagerado.

España está entre los países europeos con menos denuncias por violación.

Cierto que la dureza del proceso, el miedo de las víctimas a no ser creídas y el temor al señalamiento social pueden influir en la baja tasa de denuncias, pero las cifras oficiales son claras.

En España se denuncian cada año más 1.200 violaciones. Son tres al día, una cada ocho horas.

Nuestro país figura en el furgón de cola en el número de este tipo de delitos registrados ante la policía.

Un reciente informe publicado por Eurostat nos coloca en el puesto 26 de los 36 Estados que aportaron datos en el año 2015 (en España fueron ese año concretamente 1.229). Esta cifra supone una tasa de 2,65 casos por cada 100.000 habitantes frente a la de Suecia que es de casi 57.

Si hablamos de agresiones sexuales, el índice en Suecia es seis veces mayor que en España. A la cabeza figuran también Reino Unido, Islandia y Bélgica.

Según publica ABC, la Administración Trump habla sin tapujos del erepunte de ataques sexuales a mujeres, como un problema creciente en suelo español.

Además, el embajador pide que se trate mejor a las víctimas porque aquí se les pone en duda.

Según los representantes diplomáticos de EEUU. en nuestro país, las autoridades españolas les han reconocido el «alza importante de delitos sexuales», que no atañe solamente a mujeres norteamericanas, sino a mujeres «en general».

La gota que parece haber colmado el vaso de la ‘paciencia’ de las autoridades de EEUU, parece haber sido la denuncia de tres hermanas de Ohio contra tres jóvenes afganos en la ciudad de Murcia la pasada Nochevieja.

Tras los hechos objeto de denuncia, se publicó que las tres mujeres oriundas del estado de Virginia Occidental tenían un seguro compensatorio de 50.000 euros en caso de violación.

En opinión de Ben Ziff, ministro consejero de la Embajada de EEUU, al que ABC entrevista en la calle Serrano de Madrid es muy clara:

«El tema no es solo el dato de ataques y acoso sexuales, sino el trato que se les da a las ciudadanas norteamericanas después del asalto. Cómo tratan las Fuerzas del Orden y la Justicia (no solo los policías, sino todos los funcionarios en contacto con las víctimas) a las mujeres después del crimen y también en el proceso de denuncia».

Según avisa a sus compatriotas la Embajada, aquí se les va a otorgar un trato por parte de las autoridades «diferente» respecto al que se les daría en su país de origen.

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído