EL VIAJERO IMPENITENTE

Venecia: el coronavirus y la ‘acqua alta’ ahuyentan a los turistas y hunden el Carnaval

Venecia: el coronavirus y la 'acqua alta' ahuyentan a los turistas y hunden el Carnaval
Una máscara en el Carnaval de Venecia. PD

Si faltaba algo para cerrar el ataúd del Carnaval de Venecia, han llegado este 23 de febrero de 2020 dos ‘clavos’ muy dolorosos: detectados dos casos de coronavirus en la ciudad de los canales.

El problema es general, porque en cuatro regiones del norte de Italia los infectados superan ya el centenar, tras confirmarse 89 casos en Lombardía y 25 en Véneto, pero para Venecia es especial.

El Carnaval de Venecia arrancó el pasado 8 de febrero con el espectáculo Amoris causa, celebrado en el Rio di Cannaregio, y debía prolongarse hasta el próximo 25 de febrero, pero ha sido cancelado por miedo a la ‘peste china’.

Este año, no ha tenido ni de lejos  la misma asistencia que en ediciones pasadas.

Según ha informado Il Gazzettino.it, los problemas de la ‘acqua alta’ (marea alta) registrados el pasado noviembre (el agua alcanzó los 187 centímetros) y el miedo a la ‘peste china’ han lastrado la ocupación hotelera en la ciudad de los canales, que actualmente está en un 50%, cuando lo normal es que, en estas fechas, roce el sould out.

Lo cierto es que estos dos fenómenos han alejado al turismo de masas de Venecia, dejando escenas impropias de la urbe, con los canales vacíos, las terrazas desiertas o los accesos a los museos despejados.

La semana pasada, a su vez, el denominado ‘contador de turistas’ entró en funcionamiento de forma experimental.

Se trata de una medida para controlar el tráfico de turistas, así como la afluencia y velocidad, basada en un sistema de cámaras. Uno de los objetivos es que, en un futuro, el sistema pueda detectar también los niveles de contaminación.

La concejala de Turismo, Paola Mar, manifestó: «Observando los datos se puede prever a dónde quiere ir la gente, por lo que, en caso de necesidad, será posible trasladarlos a otro lugar».

Aclaró que el sistema no vulnera la privacidad de los turistas, ya que no se controlarán sus caras ni datos personales, solo se podrá saber, por ejemplo, si alguien procedente de Estados Unidos ha pasado por determinado enclave.

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído