El grupo más grande se apelotona en Algeciras, esperando a que Mohamed VI abra la mano

Un millar de marroquíes huidos de Italia y Francia vaga por el sur de España sin poder entrar en el Reino Alauita

Algunos también proceden de Francia y han llegado en Andalucía en autobuses y también en coches particulares

Un millar de marroquíes huidos de Italia y Francia vaga por el sur de España sin poder entrar en el Reino Alauita
El Rey Mohamed VI. PD

Nadie sabe su número exacto, pero se calcula que son cerca de un millar y deambulan desde hace un par de días como almas en pena por el sur de España.

Son marroquíes, salieron casi todos de Italia ‘expulsados’ por el miedo al coronavirus y las estrictas medidas de control implantadas en el país transalpino, pero también han llegado de Francia e incluso de Bélgica.

La Guardia Civil, cuando topa con ellos, les aconseja volver por donde han venido, pero ellos se niegan.

Lo que quieren todos es volver a casa, pero Marruecos ha cerrado a cal y canto sus fronteras con España y hasta el rey Mohamed VI no levante la mano, no tiene nada que hacer.

Tras la crisis sanitaria desatada a causa del coronavirus Sars CoV-2, buscaban regresar a su país de nacimiento por la vía marítima que ofrece Algeciras.

Sin embargo, el cierre de fronteras decretado la noche del jueves por Marruecos en coordinación con España los ha dejado sin opción de cruzar en ferry a través de las aguas del Estrecho de Gibraltar.

Según revela Andros Lozano  en ‘El Español’, citando como fuenye el alcalde de la ciudad gaditana, José Ignacio Landaluce, se preveía la llegada de un total de 12 autobuses a lo largo del fin de semana.

Nueve procedían de Italia y tres de Francia. El regidor explica que se están haciendo gestiones, en coordinación con la Guardia Civil, para que se den la vuelta. También se intenta que retornen los que ya se encuentran en Algeciras.

Mientras se busca una salida a la situación, Landaluce ha intentado que se les acoja en la mezquita de la ciudad, donde se dispone de duchas y camas, pero el muecín y los jefes islámicos locales se niegan, por temor a pillar algo

El pasado viernes, 13 de marzo, la frontera con Marruecos se abrió hasta la seis de la mañana a petición del Ministerio de Exteriores con el fin de que salieran los españoles que estuvieran allí -tanto residentes como turistas-, cuando llegaron los dos primeros autobuses ya se había cerrado.

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído