EL VIAJERO IMPENITENTE

Cancelados los encierros de Sanfermín y también, la Tomatina de Buñol

Cancelados los encierros de Sanfermín y también, la Tomatina de Buñol

No queda uno. Primero Fallas, después Feria de Abril, después… San Fermín 2020.

La pandemia del coronavirus ha obligado al Ayuntamiento de Pamplona a cancelar las fiestas de la ciudad, que todos los años del 6 al 14 de julio se convierte en centro del mundo.

Es la quinta vez, por tanto, que no habrá Sanfermines en la historia.

«Les hemos convocado para dar una noticia que por muy esperada que fuese no deja de producir tristeza. Hemos tomado la decisión de suspender las fiestas de San Fermín de este año», ha anunciado la alcaldesa en funciones, Ana Elizalde.

«Las fiestas de San Fermín no han podido ser la excepción. Como el resto de acontecimientos de transcendencia mundial y fiestas nacionales, queda suspendida. Mientras no tengamos una vacuna así seguiremos», ha añadido Elizalde. «Es una decisión dura y triste que ha tenido el consenso de todos los grupos municipales».

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, está contagiado del coronavirus.

«Sigue en casa, aislado», ha aclarado Elizalde. «En breve se va a incorporar».

En Navarra han fallecido 413 personas afectadas por el Covid-19.

«No es momento para chupinazos, encierros, corridas de toros o procesiones. Las medidas de seguridad son incompatibles con San Fermín. Tendremos flexibilidad y capacidad de reacción si las condiciones sanitarias permitieran su celebración».

LA TOMATINA

El Ayuntamiento de Buñol ha decidido “por seguridad y responsabilidad” suspender la Tomatina del próximo mes de agosto, que celebraba su 75 aniversario, según ha asegurado la concejala de Turismo y Tomatina, María Vallés, quien este mismo miércoles comunicará esta decisión al resto de grupos políticos municipales.

  •  “Es una de las fiestas más seguras del mundo. No podemos perder esa seña de identidad”
  • “Es una decisión que había comunicado a mi equipo de gobierno pero falta por consensuar y corroborar con el resto de grupos políticos, con los que está previsto celebrar una reunión y sacar, posteriormente, un comunicado institucional de toda la corporación local”.
  •  “Se suspende por la situación que hay -debido al coronavirus- y por no poder asegurar la seguridad de la que la Tomatina siempre ha hecho alarde, de que es una de las fiestas más seguras del mundo. No podemos perder esa seña de identidad por estas circunstancias”.

La decisión de suspender la tradicional batalla a tomatazos que se celebra el último miércoles del mes de agosto supone, según la concejala, un “golpe muy duro” porque además este año se celebraba el 75 aniversario de esta fiesta, que desde su creación solo ha sido suspendida en una ocasión, en el año 1957 “por motivos políticos”.

Según ha explicado, durante la época franquista, un mandatario del Gobierno visitó Buñol y como coincidió con la fiesta los vecinos le tiraron tomates. “El entonces alcalde suspendió la fiesta al considerar que se había atentado contra el régimen”, ha relatado la concejala.

Tras la suspensión, ha recordado, se hizo una especie de manifestación encubierta de los vecinos reclamando su derecho a tener esta fiesta.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído