DAÑOS COLATERALES

Los efectos de la immigración ilegal en Canarias: hurtos, borracheras, violencia y hundimiento del turismo

El ayuntamiento de Mogán expedienta a diez hoteles por alojar ilegalmente a inmigrantes ilegales

Los efectos de la immigración ilegal en Canarias: hurtos, borracheras, violencia y hundimiento del turismo

El Gobierno socialcomunista ha dejado al Archipiélago canario abandonado a su suerte.

La inmigración ilegal que sigue llegando sin control alguno a las Islas, especialmente a la de Gran Canaria, está provocando una estampa espantosa.

El 12 de enero de 2021, en esRadio, en el programa ‘La Noche de Dieter’, la alcaldesa de la localidad de Mogán, Onalia Bueno, dejaba claro un dato que debería de despertar conciencias:

Los 3.200 inmigrantes que tenemos en Mogán generan mayores incidencias que el millón de turistas al año que visitaban antes este municipio.

Muchos de estos ‘sin papeles’ son chavales jóvenes que piensan que aquello es el paraíso para estar todo el día echado a la bartola, pero cargados de alcohol hasta las trancas.

La primera edil de esta localidad del sur de Gran Canaria es muy gráfica:

Antes les llegaban cuatro palés de cervezas. Ahora han tenido que cuadriplicar hasta llegar a 15 palés.

Esa afirmación la corroboran quiene trabajan en los supermercados:

Empiezan a venir a eso de las 11 de la mañana y se pasan todo el día bebiendo. Compran tanto cervezas como vino de tetra brick. Las cosas más caras intentan robarlas.

Precisan estos responsables de supermercados como el SPAR del Centro Europa a Libertad Digital que:

Es el pan de cada día: entran en la bodega e intentan robar whisky o ron. Lo que pasa es que entran tantos de golpe y hay tan poco personal debido a la situación que estamos atravesando, que es incontrolable y nos cuesta muchísimo diferenciarlos y cogerlos en el momento.

La recomendación que se les ha dado tanto por parte de la Policía y de la Guardia Civil es poner a seguritas, pero ahora no les alcanza el presupuesto:

Nos aconsejan que pongamos un vigilante de seguridad, pero tal y como están las cosas es inviable. No podemos pagar el sueldo que cobra esta gente.

Incluso, al término de la jornada, la situación empeora porque amenazan a empleadas de esas tiendas:

Los problemas suelen llegar por la tarde, porque después de estar todo el día bebiendo se ponen muy violentos y mis compañeras pasan mucho miedo cuando tienen que cerrar. De hecho, ya han tenido varios altercados al salir, porque con las mujeres se envalentonan.

Lo que más temen los responsables hoteleros y hosteleros es la publicidad negativa que están generando estos inmigrantes. Y no por lo que pueda salir por los medios, que el Gobierno socialcomunista ya trata de disimular estos desordenes, sino porque hay residentes extranjeros que ya han avisado a amigos y familiares que se cuiden muy mucho de viajar por el momento hasta las Islas:

No son ciegos y se lo comentan a sus familiares y allegados, y este año se lo van a pensar dos veces antes de venir. Lo que está pasando este año no se había visto nunca y esto está haciendo mucho daño al sector turístico.

La alcaldesa de Mogán deja otra frase reveladora:

Antes lo primero que preguntaban los turistas era si tenían internet, ahora lo que preguntan es si hay inmigrantes en la zona.

El Ayuntamiento de Mogán expedienta a diez hoteles por alojar ilegalmente a inmigrantes ilegales

El Ayuntamiento de Mogán, en el sur de Gran Canaria, ha cumplido sus amenazas y ya ha incoado expediente sancionador a todos los hoteles del municipio que, una vez terminado el año, continúan alojando a inmigrantes ilegales en sus instalaciones.

El pasado 26 de noviembre de 2021, la alcaldesa del municipio, Onalia Bueno, estableció el 31 de diciembre como fecha límite para que los sin papeles fuesen reubicados por el Gobierno y trasladados fuera de las zonas turísticas. La regidora advirtió entonces de que los hoteles que, a partir de ese momento, siguieran acogiendo a los inmigrantes se enfrentarían a graves sanciones, y así ha sido.

La semana pasada la Policía Local inspeccionó todos los hoteles de Mogán y pudo comprobar que de los 11 que albergaban a ilegales, 10 continuaban haciéndolo, por lo que, según las fuentes consultadas por este periódico, se está procediendo a la incoación de los correspondientes expedientes sancionadores.

Dichos expedientes contemplan un primer plazo de diez días para que los empresarios restablezcan «voluntariamente» la actividad permitida al establecimiento —únicamente la turística— y, en caso de que no lo hagan, serán sancionados con multas de entre 6.001 euros y 150.000 euros.

Para ello, el Ayuntamiento se ampara en varios textos normativos. Entre ellos, el artículo 23 de la Ley 2/2013, de 29 de mayo, de renovación y modernización turística de Canarias, que asegura que «es deber de los titulares de los establecimientos turísticos destinarlos al ejercicio de la actividad turística, de alojamiento o complementaria, conforme a la calificación de uso asignada a la parcela por el planeamiento, y la del inmueble construido en ella según la licencia obtenida».

También la Ley 7/1995 de Ordenación del Turismo de Canarias defiende el deber de atenerse al uso turístico, y su artículo 75.14 califica este incumplimiento como infracción muy grave. Lo mismo ocurre con la Ley 4/2017, de 13 de julio, del Suelo y de los Espacios Naturales Protegidos de Canarias (artículo 372.3.b).

En declaraciones a La Noche de Dieter, Onalia Bueno aseguró el pasado 15 de diciembre que, hasta entonces, el Ayuntamiento había consentido el uso de los hoteles por razones humanitarias. Sin embargo, lamentó que, llegado el último mes del año, el Gobierno no hubiera preparado todas las instalaciones militares en las que los sin papeles debían ser realojados y denunció que «los hoteles para los inmigrantes nos cuestan a todos los españoles 10 millones al mes».

7.900 inmigrantes continúan en hoteles

Desde el Ministerio de Migraciones reconocen que, a fecha 11 de enero, todavía hay 7.900 inmigrantes alojados en hoteles, pero insisten en que los establecimientos turísticos siempre han sido una solución transitoria y aseguran que «en los próximos días» se irán abriendo paulatinamente todos los espacios alternativos.

«Llevamos meses trabajando con unos plazos récords para dotar a las islas de una red flexible de acogida de personas migrantes, y durante el mes de enero comenzarán a estar operativos todos los espacios», aseguran fuentes de Migraciones. Aun así, se curan en salud y advierten de que «hay factores ajenos al Ministerio, como puede ser el meteorológico, que podrían hacer variar las fechas ligeramente».

De los seis campamentos anunciados en noviembre para alojar inmigrantes, sólo uno se ha puesto en marcha hasta el momento. Se trata del Colegio León, una escuela cedida por el Ayuntamiento de las Palmas de Gran Canaria. Todavía quedan pendientes la nave cedida por Bankia en dicha isla y los cuatro acuartelamientos cedidos por Defensa: el Canarias 50 (Las Palmas), El Matorral (Fuerteventura), Las Canteras y Las Raíces (Tenerife).

La llegada de inmigrantes sube un 757%

Según el balance provisional del Ministerio del Interior, más de 23.000 inmigrantes ilegales llegaron a Canarias en 2020, lo que supone un 757% más que el año anterior. La propia agencia europea de fronteras Frontex también se ha hecho eco de unas cifras similares —22.600—, y ha advertido de que se trata de la mayor llegada de sin papeles a las islas desde que este organismo comenzó a recopilar datos en 2009.

Tal y como destaca este informe, la mayor presión migratoria se ha concentrado en los últimos cuatro meses y lo cierto es que 2021 no ha frenado la tendencia. De acuerdo con los datos recogidos por la Delegación del Gobierno en Canarias, en los primeros 11 días del año ya habrían llegado a las islas un total de 913 inmigrantes en un total de 23 embarcaciones.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído