Vlad el Empalador o Vlad Tepes, fue un príncipe valaco del siglo XV

Enigmas y misterios: La historia de Drácula es verdadera y ocurrió en Rumania

La lógica consecuencia del terror que inspiraba el personaje de carne y hueso, al que los otomanos temían más que a la peste

Drácula es un personaje ficticio creado por el autor irlandés Bram Stoker en su novela de 1897, pero se inspira en un individuo tan real como terrible: Vlad III.

También conocido como Vlad el Empalador o Vlad Tepes, fue un príncipe valaco del siglo XV.

Vlad III vivió en lo que hoy es Rumanía.

Nació alrededor de 1431 y gobernó a lo largo de varios períodos entre 1448 y 1476.

Fue conocido por su implacable y brutal estilo de gobierno, incluido el uso de la empalación como forma de castigo.

Este método involucraba empalar a las víctimas en estacas y dejar que murieran lentamente.

Esta crueldad le valió el apodo de «Vlad el Empalador».

El vínculo entre Vlad III y el personaje de Drácula se estableció porque el padre de Vlad, Vlad II Dracul, pertenecía a la Orden del Dragón (en rumano: Ordinul Dragonului), una sociedad caballeresca cristiana fundada por el rey Segismundo de Hungría para defender la cristiandad y luchar contra el Imperio Otomano.

La palabra «Dracul» significa «dragón» en rumano, y Vlad II era conocido como «Vlad Dracul«, lo que llevó a que a su hijo, Vlad III, se le conociera como «Dracula» (hijo de Dracul).

Bram Stoker se inspiró en la leyenda de Vlad el Empalador para crear su personaje de Drácula, aunque la novela es principalmente una obra de ficción gótica.

La historia de Drácula como un vampiro inmortal sediento de sangre y su residencia en el Castillo de Bran (comúnmente conocido como el Castillo de Drácula) es la lógica consecuencia del terror que inspiraba el personaje de carne y hueso, al que los otomanos temían más que a la peste.

Curiosidades sobre Drácula:

  1. La novela «Drácula» de Bram Stoker se considera una de las obras más influyentes del género de terror y ha dado lugar a innumerables adaptaciones cinematográficas y culturales.
  2. El personaje de Drácula ha aparecido en más de 200 películas, convirtiéndolo en uno de los personajes ficticios más representados en la historia del cine.
  3. El actor bela Lugosi, quien interpretó a Drácula en la adaptación cinematográfica de 1931, es considerado uno de los iconos más famosos de este personaje.
  4. La Transilvania de Rumanía, donde se supone que vive Drácula en la novela, ha capitalizado la leyenda y se ha convertido en un destino turístico popular para los amantes del folclore vampírico.

SUPERCHOLLOS

DESCUENTOS SUPERIORES AL 60%

Una agrupación de miles de ofertas increibles. Nuestro catalogador automático
te facilita el encontrar las mejores oportunidades de una amplia selección de tiendas online

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído