Asegura que son muy bajos y poco seguros

La novia de un británico que murió al caer de un balcón en Magaluf culpa a los hoteles por la ‘poca altura’ de las barandillas

La novia de un británico que murió al caer de un balcón en Magaluf culpa a los hoteles por la ‘poca altura’ de las barandillas
Saltar a la piscina RS

Surrealista total. Mia Smith, una joven británica cuyo novio, Freddie, falleció tras precipitarse por el balcón de un hotel en Magaluf (Mallorca), ha escrito una carta que se ha hecho viral en Twitter, según recoge huffingtonpost y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

Según Smith, su pareja fue a “un viaje de trabajo” a Magaluf y falleció al caer por el balcón. “No estaba haciendo ninguna cosa loca como ‘balconing’, sino que simplemente salió al balcón tras salir por la noche y se cayó”, indica la joven.

En su carta, la joven se muestra sorprendida de que en los últimos dos meses se hayan producido otras cuatro muertes de personas que cayeron desde un balcón durante sus vacaciones.

“Esto pasa en todo el mundo, sin embargo la mayoría de los accidentes se localizan en España y en las islas españolas”, dice Smith, que critica la poca altura de las barandillas de los balcones, “aproximadamente a la altura de la cintura”, algo que considera “una altura que está esperando accidentes”.

La joven británica se muestra escandalizada por “la falta de conciencia” sobre lo que considera una “chocante” falta de seguridad en los balcones.

Y añade: “Si hubiera escuchado sobre los incontables accidentes por caídas desde balcones antes de que mi novio fuera a Magaluf, me habría asegurado de que cerrara su terraza y no saliera al balcón después de beber”.

En su misiva, la joven culpa a los hoteles de Magaluf de “hacer dinero de grupos de turistas alimentados por alcohol” y critica que no pongan medidas de seguridad extra sabiendo que “se van a emborrachar” y que puede haber accidentes.

“Muchos hoteles viven este tipo de accidentes y no hacen nada para cambiar la altura de los balcones o cerrarles las terrazas”, agrega la chica, que pide aconsejar a quienes se vayan de vacaciones “que tengan mucho cuidado, incluso si están sobrios”.

Su carta, compartida en su cuenta de Twitter, está recibiendo numerosas respuestas de quienes, sintiendo lo que le pasó a su novio, discrepan con ella.

“Vivimos en balcones con esa altura y estamos vivos. Piensa en ello, seriamente”.

“Siento lo que te sucedió, pero no culpes a la seguridad de España. Los accidentes ocurren y no deberías de publicar estas cosas porque es responsabilidad de cada uno cuidar de sí mismos. Los balcones no son peligrosos si tienes la precaución suficiente”.

“La altura de los balcones en España es la misma que en Reino Unido, pero claramente los hoteles españoles son el problema”.

“Los balcones son fáciles de usar. Paso 1. Sal. Paso 2. No saltes la barandilla. Paso 3. No te subas a la barandilla. Paso 4. Quédate dentro y repite. ¿Ves? Millones de españoles usamos nuestros balcones cada día y, adivina: no nos caemos. Quizás es tu gente la que no sabe usarlos”.

“La gravedad no es culpa nuestra. Culpa a Newton, era un hombre inglés”.

“La próxima vez no hagas esto”.

 

 

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído