Motor
Mapa de la APR de Madrid Central. EP

"Nos van a dejar tiritando a multazos, pero no hay mal que por bien no venga, porque en las proxímas elecciones municipales no va a votar a Manuela Carmena y sus compinches del Ayuntamiento de Madrid, ni la padre que los parió".

Eso comenta un ciudadanos madrileño mirando atónito las señales verticales a las entradas de Madrid Central y otras pintadas en la calzada marcarán, que desde este 30 de noviembre de 2018 limitan la entrada de vehículos a esta área de la capital (Madrid Central: Guía para intentar sobrevivir a las trampas de Carmena y los de Podemos).

A Carmena se le ha retrasado la instalación de paneles informativos para advertir a los conductores que están accediento a la zona de bajas emisiones. Estos no estarán operativos, al menos, hasta el próximo mes de mayo de 2019 (La 'carmenada' de Madrid Central convierte a las plazas de garaje en bienes de lujo disparando sus precios).

Pero, a cambio, como exlica S. L. en 'ABC, el Ayuntamiento pondrá a diferentes agentes de la Policía Municipal y de Movilidad en los 28 puntos de entrada a Madrid Central (El colegio de abogados de Madrid carga contra Carmena porque les hace la puñeta con Madrid Central).

Ellos serán los encargados de asesorar a los conductores hasta el 9 de enero. Pero no multarán. Las sanciones económicas empezarán a llegar a partir de marzo. Durante este tiempo, los agentes tendrán la función de «filtrar» los conductores que entran en Madrid, siempre y cuando cumplan con las exigencias de la nueva guía de movilidad del Ayuntamiento.

A partir del 9 de enero, la función desempeñada por los agentes empezará a realizarse de forma telemática, es decir, el Ayuntamiento cruzará las matrículas de los vehículos para saber si son residentes y tienen permiso de entrada en Madrid Central, así como, en caso de que no lo sean, si acuden a un aparcamiento público.

Lo hará gracias a las cámaras instaladas en las calles del perímetro de la almendra central. Lo hacen después de esta fecha para no crear confusión durante la campaña de Navidad.

Cuando un conductor entre en Madrid Central no cuente con los requisitos e infrinja la nueva normativa le llegará una carta informando de cómo debe actuar. A partir de marzo, las cartas se cambiarán por multas, unas sanciones económicas que ascenderán a 90 euros, aunque si se pagan en el plazo de 20 días naturales se quedará en 45.