Motor

Pininfarina, clásico carrocero italiano, ha decidido convertirse en marca de automóviles y para ello utilizará la tecnología eléctrica, adaptándose así a los nuevos tiempos. Y lo hará gracias a la ayuda del Grupo Mahindra, uno de los gigantes del panorama automovilístico mundial.

El primer objetivo de Pininfarina pasa por crear un superdeportivo eléctrico, algo que podemos ver en el boceto que han mostrado y que intuye la silueta de dicho modelo. De hecho, la intención es crear un modelo que rivalice directamente con el Rimac C Two y por ello se servirá de una potencia de alrededor de 1.471 kW (2.000 CV). Con esta cifra será realmente fácil que el 0 a 100 km/h esté por debajo de los 2 segundos y que la velocidad máxima se sitúe por encima de los 400 km/h, según recoge electrocoches.

Además, el conjunto estará rematado por un peso contenido, a pesar de las baterías, y un diseño totalmente aerodinámico que permita alcanzar una autonomía de no menos de 500 kilómetros con una sola carga, por lo que en este apartado todavía estaría lejos de los 1.000 km que promete la próxima generación del Tesla Roadster.