Motor

Tesla está viviendo momentos difíciles con la producción de su Tesla Model 3. Si hace unos meses algunos medios aseguraban que no podría hacer frente a la demanda, ahora llegan informaciones que ponen en tela de juicio el control de calidad que estarían realizando en las unidades producidas. Y es que, según parece, un buen número de vehículos han tenido que volver a la fábrica para ser revisados.

Al hilo de esta información nos ha llegado el relato de un comprador que ha recibido su flamante Tesla Model 3. El cliente, cuando se dispuso a ver de cerca su nuevo eléctrico, se quedó atónito con lo que veían sus ojos. El mismo había pedido una configuración con los paneles de las puertas en blanco, y su unidad montaba esos mismos paneles pero solo en tres puertas, ¡les faltaba una! Una puerta que descubría un panel en color marrón, según autobild.

Más allá del error garrafal de quien le entregó las llaves, está la circunstancia de poner en tela de juicio el control de calidad que pasan los vehículos una vez terminados. Según afirma Business Insider, de los 5.000 coches que salieron de la fábrica la semana pasada unos 4.300 tuvieron que volver a la misma por diferentes problemas. Y viendo el caso de este cliente no nos extraña.

VIDEO DESTACADO: ¿Sabes cuáles son las cosas que hacen del Tesla Model 3 un coche único?