Motor
La compañía británica Vertical Aerospace realizó las primeras pruebas de vuelo de un aparato eléctrico con despegue vertical y aterrizaje. En el futuro, la compañía planea crear un taxi aéreo de pasajeros no tripulado para vuelos entre ciudades en base a este aparato, informa Bloomberg.

En los últimos años, muchas empresas se han dedicado al desarrollo de aerotaxis, diseñados para el movimiento rápido a distancias cortas o medianas. Normalmente, en estos diseños se utilizan varios motores eléctricos fijados estáticamente en posición horizontal que permite al aparato despegar y aterrizar verticalmente. Una ventaja de este esquema es que el dispositivo no requiere una pista larga y potencialmente se puede utilizar en la ciudad, según María Cervantes en N+1.

En el aparato Vertical Aerospace se utiliza el esquema de cuadricóptero con cuatro motores eléctricos, dispuestos en pares en la parte delantera y trasera de la carcasa. El dispositivo se apoya en tres bastidores estáticos del chasis y tiene una masa de 750 kilogramos. El primer prototipo puede estar en el aire durante unos cinco minutos y desarrollar una velocidad de hasta 80 kilómetros por hora.

Inicialmente, la compañía planea crear una versión tripulada del taxi aéreo, que podrá transportar un piloto y cuatro pasajeros. Según los planes, la versión en serie del dispositivo podrá volar hasta hasta 800 kilómetros. Después, la compañía tiene la intención de crear una versión para pasajeros completamente no tripulada del taxi aéreo.

En abril, el gobierno de Canadá apoyó una serie de proyectos del consorcio Bell Helicopter Textron Canada, la división canadiense de la compañía estadounidense Bell Helicopter, que proponen el desarrollo de versiones tripuladas y no tripuladas de helicópteros y taxis aéreos para la ciudad. Según informa Vertical, las autoridades canadienses invirtieron US$ 49.5 millones en proyectos. Este es uno de los pocos proyectos en el mundo que ha recibido el apoyo oficial de autoridades.

VIDEO DESTACADO: Así desafía a la gravedad el primer 'taxi volador'