Motor

Cosas que para un humano pueden resultar fáciles de anticipar, como que si alguien va mirando el móvil mientras camina sobre una zona de obras es probable que tropiece, o alguien que indica con la mano que sigamos adelante significa que no quiere cruzar... comportamientos que resultan un dilema para los coches autónomos.

La start-up con sede en Boston Perceptive Automata, enseña desde 2016 a las máquinas dotadas de inteligencia artificial a interpretar los movimientos e intenciones de las personas, de forma que puedan realizar juicios y anticipar nuestras acciones, según motorpasion.

Perceptive Automata aplica la psicología cognitiva, la neurociencia y la psicofísica a su módulo de intuición humana, y aseguran que ya está funcionando en los vehículos de empresas de todo el mundo.

VIDEO DESTACADO: Jaguar Land Rover: Los "ojos virtuales” reconocerán las intenciones de los peatones