Motor
Carmena RS

El estudio realizado por el Ayuntamiento de Madrid sobre las necesidades de refuerzo del transporte público por la puesta en marcha de Madrid Central -la medida anticontaminación aprobada por el Gobierno municipal que restringirá el tráfico privado en este distrito a partir del próximo 30 de noviembre- ha sido elaborado conforme a unos datos de hace 14 años, en concreto, la Encuesta Domiciliaria de Movilidad (EDM) de 2004.

Así consta en el Análisis de necesidades de servicio adicional de la red de EMT Madrid por la implementación de Madrid Central, realizado por la empresa municipal de autobuses y fechado el pasado mes de octubre, según ha podido comprobar EL MUNDO.

El mencionado análisis recoge que, para calcular la «distribución del incremento de la demanda en el transporte público» una vez que entren en vigor las restricciones, se ha tomado como base la encuesta de 2004, que ofrece datos concretos de los viajes en coche de no residentes en Centro que tienen origen o destino en esta zona, teniendo en cuenta tanto a conductores como a acompañantes.