Motor

El coche tradicional cada vez se enfrenta a mayores obstáculos. Las grandes ciudades comienzan a restringir su acceso a ellas por la contaminación que producen. Además, el encarecimiento del combustible diésel al que se enfrentan los conductores (el Gobierno ya ha anunciado que subirá el tipo impositivo al combustible para equipararlo con la gasolina con el objetivo de que su consumo disminuya) está provocando que las ventas de estos vehículos disminuyan. Según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones, en el mes de octubre las ventas de vehículos diésel solo supusieron el 32'8% de las ventas totales, nueve puntos menos que en el mes de enero (41'8%).

Los eléctricos aún no satisfacen las demandas de los consumidores

Todas las miradas apuntan hacia los coches eléctricos, según el Español, pero su adquisición requiere, actualmente, una elevada inversión, no gozan de la autonomía que los usuarios demandan y no existe una infraestructura adecuada de cargas a día de hoy.(¿Realmente merece la pena comprarse un coche eléctrico?)


El hidrógeno señalado como la gran solución a largo plazo

En el salón del Automóvil de París, el Dr. Woong-Chul Yang, vicepresidente de Hyundai, apuntaba hacia el hidrógeno como la verdadera solución a largo plazo. "La energía de hidrógeno es la clave para construir una sociedad más sostenible", señaló.


Las grandes marcas ya miran hacia el hidrógeno

Las grandes compañías dividen sus esfuerzos en optimizar y mejorar la tecnología de los coches eléctricos (la solución que ya demanda el mercado) y entre desarrollar un vehículo que funcione con hidrógeno, ya que todo parece indicar que será la tecnología del mañana. Sobre la mesa hay proyectos en desarrollo, proyectos en fase de pruebas, y realidades que ya se comercializan, aunque son pocas.(La venta de coches diésel en Europa cayó 9 puntos en septiembre de 2018)


Hyundai, primer fabricante de coches de hidrógeno en masa

Precisamente Hyundai ha revolucionado la feria automovilística con NEXO, el último modelo que la compañía ha lanzado al mercado. 666 kilómetros de autonomía y un tiempo de carga de cinco minutos es lo que ofrece este vehículo, a un precio de 69.000 euros. Le avala la experiencia de su predecesor, el ix35, lanzado en 2013 siendo el primer vehículo de hidrógeno producido en masa.

VIDEO DESTACADO: "Mi padre es pensionista y tiene un diésel, ¿va a pagar o no? ¡Es para decírselo!"