Motor

Una innovadora tecnología para reducir la gravedad de las lesiones relacionadas con los accidentes de tráfico ha desarrollado el proveedor de componentes ZF. Se trata de una nueva gama de bolsas de aire integradas en la cabina de los automóviles, que se despliega hacia el exterior.

El dispositivo fue ideado para las zonas laterales de los vehículos, para desplegarse en caso de impacto. De esa manera,según digitaltrends transforma el costado del carro en una especie de zona de deformación que, al absorber energía, mantiene seguros a los ocupantes de ambas máquinas.(Así es la funda de móvil «activa» que actúa como un airbag para smartphones)

La compañía alemana afirmó que las pruebas preliminares indicaron que la bolsa de aire lateral reduce la gravedad de las lesiones en hasta un 40 por ciento. De paso, aminora los daños estructurales que sufren los coches.

A grandes rasgos, los airbags costales externos funcionan casi como cualquier mecanismo interno de su tipo presente en los autos de último modelo. Sin embargo, ZF explica que pueden llegar a ser dos o tres veces más grandes que el mayor airbag de cortina y, por lo tanto, deben ser activados por varios infladores.(¡Advertencia de la Guardia Civil! Si vas de copiloto esta postura es peligrosa y te puede costar 100 euros)

Las nuevas bolsas están fabricadas con el mismo tipo de material que los airbags que ya conocemos y cuentan con un sistema de inflado similar. En otras palabras, gran parte de su tecnología para ya existe. Ahora, el gran desafío es conseguir 100 por ciento de fiabilidad, pues nadie quisiera que se activaran por estacionarse demasiado cerca de un carro de supermercado.