Motor

La complejidad mecánica de los primeros es muy inferior a la de los segundos; además de que su motor es más sencillo y que su batería, en algunos casos, se alquila al comprador." Respondemos a la consulta de nuestro lector Juan Penalva.

Juan, hemos planteado tu pregunta a los responsables de las principales marcas que venden vehículos eléctricos en España, y su respuesta ha sido prácticamente unánime: si bien tus argumentos son, según autofácil hasta cierto punto entendibles, nos indican que no has tenido en cuenta una cuestión básica, la economía de escala.(¿Por qué es tan importante el litio en los coches eléctricos? )

Y es que no es lo mismo fabricar 100.000 unidades al año de un vehículo de combustión que 5.000 unidades de otro eléctrico. En el primer caso, tanto el coste de fabricación como el de adquisición de piezas a los distintos proveedores -otro directivo nos señala que este último apartado ya supone cerca del 2/3 del coste de fabricación de una unidad- es mucho más barato.(¡Luz más barata por la noche para cargar los coches eléctricos!)

Como nos ha contado uno de estos responsables: "Comprar 'pocas' piezas y fabricar pocas unidades nos sale carísimo". Eso sí, la idea es que, a medida que crezca la demana de estos vehículos y sus ventas, se reduzca asimismo su coste: "Cuando se vendan muchos más eléctricos, su precio descenderá drásticamente".

VIDEO DESTACADO: ¡Este hombre convierte coches de combustión en eléctricos!