Visas por sexo

El Gobierno británico ha abierto una investigación sobre las acusaciones de que funcionarios del Servicio de Inmigración han otorgado visas a ciudadanos extranjeros a cambio de favores sexuales. La decisión ha sido provocada por la publicación en el tabloide The Sun de las declaraciones de un ex funcionario, quien afirma que daban visado a las guapas a cambio de sexo y se burlaban de las feas.

Anthony Pamnani, quien que trabajó en uno de los mayores centros de inmigración del país, Lunar House, en Croydon, al sur de Londres, asegura que funcionarios corruptos explotaban a las mujeres postulantes que les parecían atractivas extendiendo sus visas a cambio de diferentes favores sexuales.

Agregó que se burlaban de las que les parecían feas y les negaban las visas.

Señaló que los empleados tenían una preferencia por las brasileñas, quienes a menudo reciben visas para permanecer en el país el doble del tiempo que los brasileños que las acompañan.

Pamnani también denunció que las medidas de seguridad están siendo descuidadas, lo que facilmente podría haber premitido que delincuentes conocidos hayan ingresado al país.

Un alto funcionario del Ministerio de Interior británico, Tony McNulty, manifestó su confianza en el personal de inmigración, pero dijo que no aceptará este tipo de conducta, si se prueba la veracidad de la denuncia.

«Confío en que los funcionarios del Servicio de Inmigración y Nacionalidad desarrollan su trabajo con profesionalismo e integridad», dijo McNulty.

«Hay claros procedimientos establecidos para que el personal manifieste sus inquietudes en relación a las prácticas de trabajo al interior de su equipo o para llevarlas a un nivel más alto, si lo considera necesario», agregó.

McNulty señaló que se llevará acabo una investigación a fondo para determinar la veracidad de los hechos denunciados.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído