Irán monta un Congreso para demostrar que Hitler no mató a 6 millones de judíos


El aquelarre será financiado con dinero procedente del petróleo que paga a buen precio Occidente y entre los invitados de lujo hay más de medio centenar de pensadores europeos, que tienen la veracidad del Holocausto.

Los promotores de la iniciativa no han querido desvelar la identidad de los participantes, conscientes de que en una decena de países europeos negar el Holocausto es delito, pero varios d elos nombres ya son conocidos.

El elenco académico de lo que los fanáticos islámicos iraníes, con el presidente Mahmoud Ahmadinejad a la cabeza, han bautizado como «Revisión del Holocausto: una visión global«, está formado por 67 investigadores de 30 países.

El propósito de la reunión -según el folleto que presenta el encuentro- es desmontar «una de las herramientas de propaganda, utilizada con fines políticos para apoyar al pueblo judío en el siglo XX».

Las reuniones se celebrarán el próximo lunes y martes en Teherán, en la sede del Instituto de Estudios Políticos e Internacionales del Ministerio de Exteriores iraní.

El presidente iraní ha propuesto que Israel sea «borrada del mapa» y la conferencia de Teherán parece formar parte de la campaña pública de Ahmadinejad contra el estado judío.

Alemania condenó este viernes la conferencia, convocó al encargado de negocios iraní al ministerio de Relaciones Exteriores:

«El gobierno alemán considera escandalosa e inaceptable toda declaración que ponga en entredicho el derecho de Israel a existir, o el Holocausto».

Además de negar que los nazis masacraran en masa a los judíos europeos, los participantes debatirán sobre la conexión entre las consecuencias del régimen nazi y la cuestión palestina.

EEUU ha calificado el Congreso de nuevo «acto vergonzoso» de las autoridades iraniés.

El Gobierno Zapatero todavía no se ha pronunciado sobre el asunto.

EL TEMARIO DE TEHERÁN

«El Holocausto y la emigración de judíos a Palestina», o «El Holocausto y el régimen islámico», son algunos de los temas propuestos para la discusión.

Algunos negacionistas viven desperdigados en países europeos que les han ofrecido asilo político. Otros están en prisión por cuestionar el Holocausto. Forman una red, muy activa a través de Internet, pero rara vez se encuentran.

Austria, Bélgica, Francia, Alemania, la República Checa, Lituania, Polonia, Eslovaquia y Suiza tienen leyes que condenan la negación del Holocausto.

Teherán se presenta como su gran cita, y algunos de estos intelectuales correrán el riesgo de volver a prisión con tal de participar en lo que consideran un caso único del ejercicio de la libertad de expresión.

En principio, no está prevista la participación de ningún español, aunque sí de Gerd Honsik, miembro de la extrema derecha austriaca afincado cerca de Marbella, del que sus amigos dicen desconocer su actual paradero.

Como subraya Ana Carbajosa en El País, la crisis de las viñetas se ha convertido en la coartada argumental de los negacionistas, que argumentan que la libertad de expresión que Europa predica a la hora de permitir la publicación de caricaturas del profeta debería aplicarse también a los que niegan los crímenes del nazismo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído