Las tropas del Gobierno somalí cercan la capital tras la retirada de las milicias

(Agencias / PD).- La situación en Somalia, un país sumido en un conflicto entre las fuerzas leales al Gobierno reconocido y las milicias islamistas que tienen tomada parte del país. Esta mañana, las milicias islamistas que controlaban la capital desde junio anunciaban su retirada. Después, las tropas del Gobierno oficial, apoyadas por el Ejército de Etiopía, cercaban la ciudad y se disponían a recuperar su control después de varios meses.

Esta mañana, pasadas las 7.00 hora española, el líder de la llamada ‘Unión de las Cortes Islámicas’, Sharif Ahmed, anunciaba en la cadena qatarí ‘Al Yazira’ que había ordenado la retirada de los «líderes y miembros» de la milicia de la capital. Después, el Gobierno somalí informaba de que tenía tomada la carretera principal de acceso a Mogadiscio y el aeropuerto, y que entraría en la ciudad en las próximas horas, según un portavoz, Abdirahman Dinari. Posteriormente, el Ejecutivo decretó el estado de emergencia.
El líder islamista Sharif Ahmed.

Pasadas las 11.00 hora española, un parlamentario somalí informaba a la agencia Reuters de que el Gobierno oficial ha tomado ya la capital y lanzaba un mensaje de tranquilidad. Una hora después, testigos citados por la misma agencia afirman que las tropas leales al Ejecutivo están ya en las afueras de la capital y que el pueblo los recibe con flores.

Y, dos horas después, es el primer ministro etíope, Meles Zenawi, protagonista en la contienda, el que confirmaba que los ejércitos están en los confines de la capital y están estudiando cómo evitar el caos entre la población. Zenawi añade que «los líderes de la ‘Unión de Cortes Islámicas’, los eritreos y los yihadistas internacionales están escapando», pero que su objetivo es seguir persiguiéndolos.

Mientras tanto, los mercados y los negocios de Mogadiscio están cerrados, y, como es costumbre en estas situaciones, los precios de los alimentos se han doblado en medio del temor de los habitantes de Mogadiscio sobre el futuro de la ciudad.

Con parte del país tomado por estas milicias islamistas, el Ejército de Etiopía lanzó el pasado domingo una ofensiva terrestre y aérea contra sus posiciones y en apoyo del Gobierno legítimo de Somalia. Este miércoles, las tropas de ambos países habían conseguido situarse a 30 kilómetros de la capital.
[foto de la noticia]

Según el líder de las Cortes Islámicas, la retirada es «táctica» y se debe a un cambio en la estrategia. Por otro lado, rechazó la idea de reiniciar las negociaciones para encontrar una solución a la crisis somalí, y reafirmó: «No negociaremos con Etiopía mientras continúe su Ejército en nuestro país».

«Los habitantes de Mogadiscio tienen que defender a su patria», concluyó el líder islámico tras responsabilizar a Etiopía de «todo lo que ha pasado» en las últimas semanas en Somalia.

Para complicar más la situación, aparece un ‘post’ en Internet firmado por un grupo iraquí vinculado a Al Qaeda que pide apoyo para los «hermanos» islamistas que luchan en Somalia.

La retirada de los islamistas de la capital somalí se produce después de que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas fracasase de nuevo en lograr un acuerdo para instar a una solución pacífica al conflicto.

Según diplomáticos, la aprobación de una declaración del máximo órgano decisorio de la ONU fracasó debido a Qatar. El único país árabe presente actualmente entre los 15 miembros del Consejo de Seguridad insistió en citar en el texto la demanda de retirada de tropas militares de Etiopía y otras fuerzas militares extranjeras.

También ayer, la Liga Árabe y la Unión Africana pidieron a Etiopía que retirara sus tropas del país vecino y exigieron que se ponga en vigor la resolución 1725 del Consejo de Seguridad de la ONU, del 6 de diciembre, que pide a todas las partes involucradas en el conflicto de Somalia un alto el fuego inmediato.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído