Marruecos anuncia el regreso a Madrid de su embajador con un frío comunicado

(PD).- Marruecos anunció a las seis de la tarde del lunes el «inmediato» regreso de su embajador en Madrid, Omar Azziman, con un frío y escueto comunicado. Queda así cerrada una crisis diplomática de más de dos meses de duración desatada al anunciarse el primer viaje de los Reyes de España a Ceuta y Melilla.

«Tras la visita efectuada a Marruecos, el jueves, por el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha sido decidido hoy el regreso inmediato a su puesto del embajador de Su Majestad en Madrid», señala el comunicado difundido por la agencia de prensa oficial MAP.

Hace tres días Rabat anunció también la reincorporación a su puesto de su embajador en Dakar, Moha Ouli Tagma, al que llamó a consultas el 19 de diciembre. El comunicado precisó entonces que volvía «para continuar con su misión al servicio de las relaciones excepcionales y de calidad que a lo largo de los siglos han unido a los dos Estados [Marruecos y Senegal] y a los dos pueblos».

El tono cálido del comunicado dirigido a Senegal contrasta con la parquedad y la desgana del destinado a España. Con un texto tan sucinto la diplomacia marroquí ha evitado corresponder a las buenas palabras que prodigó Moratinos durante sus cuatro horas de estancia en Rabat y al tono conciliador y amistoso de la carta que el presidente José Luís Rodríguez Zapatero escribió al rey Mohamed VI.

Moratinos entregó la misiva a su homólogo, Taieb Fassi-Fihri, quién a su vez la dio al monarca durante una audiencia. Ante este gesto español, el soberano tomó la decisión de reenviar a su embajador en Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído