Los conservadores acusan a Blair de lucrarse ahora con la guerra de Iraq

(EFE / PD).- El fichaje como asesor por el banco estadounidense JP Morgan del ex primer ministro británico Tony Blair por un millón de dólares al año ha sido criticado por la oposición conservadora y el padre de un soldado muerto durante la guerra de Iraq.

«Las Fuerzas Armadas sentirán desprecio por el hecho de que cobre ahora ese cheque cuando en su momento mandó tan alegremente a las tropas mal equipadas y en número insuficiente», denunció el portavoz «tory» de Defensa, Gerlad Howarth.

JP Morgan encabeza un consorcio que podría hacer miles de millones de dólares cuando la economía de Iraq se recupere de los destrozos causados por la invasión lanzada por Estados Unidos y Gran Bretaña, publica por su parte el diario «Daily Mail».

El banco estadounidense fue escogido para administrar el Banco Comercial de Iraq, que ha obtenido miles de millones de garantías comerciales ofreciendo como hipoteca la futura producción de crudo del país y que logrará enormes beneficios de esos acuerdos, señala el periódico.

El ex primer ministro británico, de 54 años, dijo esta semana que confía en obtener otros puestos similares de asesoramiento en otras compañías privadas, lo que le ayudará a pagar las elevadas hipotecas por algunas casas adquiridas mientras estaba al frente del Gobierno británico.

El padre del soldado Tom Keys, muerto en Iraq en el 2003, dijo que si Blair tuviese la mínima «conciencia» o «sensibilidad», no aceptaría el puesto que le ha ofrecido el banco JP Morgan porque equivale a lucrarse con la sangre derramada en Iraq.

El ex «premier» ha sido criticado también por algunos de sus correligionarios, como el diputado laborista Des Turner, quien afirmó: «Millones de personas hacen enormes sacrificios toda su vida y terminan cobrando pensiones ridículas mientras que él va a cobrar a lo grande».

Blair se propone escribir también sus memorias y, según el «Financial Times», ha negociado con la editorial Random House un adelanto de diez millones de dólares, además de seguir cobrando una pensión anual de 64.000 libras como ex primer ministro.

También su esposa, Cherie Blair, abogada de profesión, especializada en derechos humanos, va a publicar sus memorias y lo hará, según se anuncia, en la editorial «Little, Brown», el próximo octubre, coincidiendo con el próximo congreso laborista.

La pregunta que se hacen muchos aquí es si Cherie Blair, de la que se dice que detesta al actual primer ministro, Gordon Brown, se vengará de él en el libro por haber forzado prácticamente a su marido a dejar antes de tiempo el número 10 de Downing Street.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído