«Sarkozy, déjame morir, por favor»

"Sarkozy, déjame morir, por favor"

«Lo he combatido siete años, no quiero que este tumor tenga la última palabra. Ayúdenme a irme dignamente». Chantal Sébire tiene 52 años y tres hijos. Y un estesioneuroblastoma. Una enfermedad huérfana -sólo hay unos 200 casos registrados en el mundo-, concretamente un tumor evolutivo de los senos y la cavidad nasal que no deja ninguna esperanza ni a Sébire ni a sus médicos.

Después de desfigurarla, el tumor le ha quitado el gusto y el olfato, y ahora la profesora retirada acaba de volverse ciega.

Chantal ha hablado con los medios de comunicación y ha escrito al presidente de la República francesa, Nicolas Sarkozy.

No tiene ningún mensaje político, pero ya no aguanta el dolor -«es atroz y puede durar cuatro horas», confía a la agencia France Presse- y el sufrimiento. «No permitiríamos que un animal aguante lo que aguanto», dice.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído