Vuelve el apartheid a Sudáfrica

(PD/Agencias).- La sociedad sudafricana, donde aún no han cicatrizado las heridas causadas por décadas de apartheid —el régimen de segregación racial que regió en el país hasta finales del siglo XX- se ha conmocionado por un vídeo racista en el que aparecen unos estudiantes blancos vejando a un grupo de trabajadores negros de la Universidad del Estado Libre (UFE).

En las imágenes, se observa cómo cuatro alumnos obligan a los empleados a comer una sopa en la que habían orinado, un acto que ha provocado que los responsables de la institución cancelen las clases e instruyan a sus abogados para entablar acciones penales contra los implicados.

Asimismo, a lo largo del miércoles se han registrado actos de protesta, en los que ha participado empleados y estudiantes, para apoyar el enjuiciamiento de los autores del acto racista.

El vídeo, filmado en 2007 y difundido ahora por la cadena sudafricana eTV, muestra a un estudiante orinando dentro de un recipiente con sopa colocado en la tapa de un retrete de la universidad, situada en una región agrícola donde la población mayoritaria es de origen afrikaner y tendencia conservadora.

«Este es el ingrediente final», dijo antes de calentar la sopa en un microondas y dársela a los empleados de limpieza, cuatro mujeres y un hombre, todos ellos de edad avanzada.

Además, en lo que parece ser una parodia de un rito de iniciación, las víctimas de este suceso fueron llevadas a un bar donde les obligaron a a beber alcohol y bailar al ritmo de música Afrikaans.

La filtración del vídeo ha llevado a estudiantes blancos y negros a manifestarse en el campus de la UFE hasta la residencia universitaria Reitz, donde se grabaron las imágenes. Una de las pancartas rezaba: «Paremos esta arrogancia de los blancos».

La respuesta de la policía ha sido intervenir con granadas de impacto y arrestar a cinco estudiantes. Según fuentes de la universidad, hubo incidentes esporádicos de intimidación y daños a la propiedad.

«Los bóers [Afrikaners] vivían felizmente en [la residencia masculina] hasta que un día los antaño desfavorecidos descubrieron la palabra ‘integración’ en un diccionario», afirma uno de los alumnos en el vídeo.

Obligaron a Reitz a integrarse y hemos comenzado nuestro propio proceso de selección.

Eco mediático

Una secuencia de imágenes del vídeo fueron difundidas por el periódico ‘The Star’. En ellas se ve a los ancianos arrodillados e inclinados sobre unos cubos mientras experimentan arcadas después de beber el brebaje.

El portavoz de la universidad, Anton Fisher, afirma en un comunicado que se ha prohibido la entrada al campus a dos de los estudiantes que siguen matriculados, mientras que otros dos ya no pertenecen a la institución.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído