George Bush: «La intervención militar en Irak fue una victoria estratégica»

(EFE / PD).- El presidente de EEUU, George W. Bush, asegurará a los estadounidenses que la intervención militar en Irak abrió la puerta a una importante victoria estratégica contra el terrorismo.

En un discurso con el que marcará el quinto aniversario de esa operación para derrocar al presidente iraquí Sadam Husein, Bush también admitirá durante una ceremonia en el Departamento de Defensa que el conflicto ha tenido un alto costo para Estados Unidos.

Asimismo, de los extractos de su discurso adelantados hoy por la Casa Blanca, se desprende que el presidente Bush reiterará que no tiene dudas de que su Gobierno tomó la medida adecuada al intervenir militarmente en Irak.

«Mi administración entendió que EEUU no podía retroceder ante el terrorismo. Sabíamos que si no actuábamos, la violencia que consumía a Irak habría empeorado, se habría propagado y, en última instancia, habría llegado al nivel de genocidio», dirá Bush.

Costo de vidas y económico

Al referirse al aumento de tropas decidido el año pasado Bush afirmará que éste «ha abierto la puerta a una importante victoria estratégica en la lucha contra el terrorismo».

Pero, por otra parte, indicará que «nadie podría argumentar que esta guerra no ha tenido un alto costo de vidas y económico. Pero esos costos son necesarios cuando consideramos el costo de una victoria estratégica para nuestros enemigos en Irak».

Bush también dirá que si se permite que «nuestros enemigos prevalezcan en Irak, la violencia que ahora se reduce se acelerará e Irak descenderá al caos».

Desde que comenzó el conflicto hace cinco años han perecido casi 4.000 soldados estadounidenses y el costo de la guerra para el erario estadounidense ha sido de unos 500.000 millones de dólares.

«Consolidar los avances»

Sobre el futuro, Bush dirá en su discurso que el objetivo de EEUU ahora es «consolidar los avances que hemos hecho y sellar la derrota de los extremistas».

En ese sentido, volvió a pronunciarse en contra de una retirada militar como la han pedido la oposición demócrata y los detractores de la guerra.

«Hemos aprendido de la dura experiencia lo que ocurre cuando retiramos nuestras fuerzas de manera demasiado rápida. Los terroristas y los extremistas intervienen, llenan el vacío, establecen santuarios y los utilizan para propagar el caos y la carnicería», dirá.

Según el presidente de EEUU, los éxitos militares en Irak son «indesmentibles».

Sin embargo, «todavía hay algunos en Washington que piden una retirada. Los críticos de la guerra ya no pueden argumentar de manera creíble que estamos perdiendo en Irak. Por ello es que ahora alegan que la guerra cuesta demasiado», añadirá Bush.

Estados Unidos mantiene alrededor de 159.000 efectivos en Irak, incluyendo alrededor de 20.000 que fueron sumados en enero del año pasado.

Fuentes militares señalaron que para mediados de este año el número debería reducirse a unos 140.000.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído