El Papa convierte al catolicismo a un influyente periodista musulmán

(PD).- Benedicto XVI participó en la homilía de la Vigilia Pascual, uno de los ritos más antiguos de la liturgia católica. Durante la ceremonia, celebrada en la Basílica de San Pedro del Vaticano, el pontífice convirtió al catolicismo a siete personas, entre ellas al periodista italiano de origen egipcio Magdi Allam, subdirector del ‘Corriere della Sera’.

El papa Benedicto XVI recordó el significado del sacramento del Bautismo, con el que Dios entra en la vida de los creyentes «por la puerta del corazón», y gracias al cual los fieles están «enraizados» en la misma identidad.

En la Vigilia, el Papa administró los sacramentos del Bautismo, la Confirmación y la Comunión a siete personas, entre ellas el periodista italiano, subdirector del ‘Corriere della Sera’ y experto en el mundo árabe, Magdi Allam, de origen egipcio y musulmán convertido al catolicismo.

Además, recibieron los tres sacramentos de la iniciación cristiana cinco mujeres y otro hombre, procedentes de Perú, China, Camerún, y Estados Unidos.

Durante la homilía, el Papa dijo que con el Bautismo, Jesús atrae a los creyentes hacia él, hacia «la vida verdadera» y les conduce por el «mar de la historia, a menudo tan oscuro, en cuyas confusiones y peligros» corren el riesgo de hundirse frecuentemente.

Benedicto XVI explicó a los fieles que con el sacramento del Bautismo, «el Resucitado viene a vosotros y une su vida a la vuestra, introduciéndoos en el fuego vivo de su amor. Formáis una unidad, una sola cosa con él, y de ese modo una sola cosa entre vosotros», señaló.

Experimentar ‘la verdad de esta palabra’

El Papa dijo que «en un primer momento esto puede parecer muy teórico y poco realista», pero cuanto más se vive la vida de bautizados, tanto más se puede experimentar «la verdad de esta palabra».

Las personas bautizadas «no son nunca realmente ajenas las unas para las otras» aunque les separen continentes, culturas, estructuras sociales o acontecimientos históricos.

Cuando los creyentes se encuentran se «conocen en el mismo Señor, la misma fe, la misma esperanza, el mismo amor», y «experimentan» que están «enraizados en la misma identidad, a partir de la cual todas las diversidades exteriores, por más grandes que sean, resultan secundarias», agregó.

Además, exhortó a los presentes a que protejan esa luz de todas las fuerzas que pretenden extinguirla, pues los creyentes no han sido llamados a las tinieblas, sino a la luz.

La ‘madre de todas las vigilias’

La Vigilia Pascual se celebra en la noche de Sábado Santo, que san Agustín llamó «madre de todas las vigilias», en alusión a la espera de la resurrección de Jesucristo.

La Vigilia Pascual comenzó en el atrio de la basílica de San Pedro con la bendición del fuego nuevo y el encendido del Cirio Pascual, símbolo de Cristo, ‘Luz del Mundo’.

El Papa realizó una incisión sobre el cirio, grabó una cruz y la cifra del año 2008, y recitó en latín: «Cristo ayer y hoy, principio y fin, alfa y omega. A él pertenece el tiempo y los siglos, a él la gloria y el poder por los siglos de los siglos».

Después comenzó la procesión hacia el altar mayor, en medio de una total oscuridad y silencio en el templo, iluminado poco a poco con las velas de miles de personas que llenaban la basílica, que fueron encendidas con la llama procedente del Cirio Pascual.

Una vez llegado al altar se encendieron todas las luces y un diácono comenzó el canto del Exultet, o pregón pascual, un recorrido sintético de la historia de la salvación.

Los actos de Semana Santa continuarán con la misa del Domingo de Resurrección y la bendición ‘Urbi et orbi’ del Papa en la Plaza de San Pedro.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído