Francia envía sus GEO a Somalia por el secuestro por piratas de un yate de lujo

(PD).- Francia ha enviado un equipo de elite de la Gendarmería a Yibuti con vistas a su posible intervención si fracasan las negociaciones para la liberación de los 30 tripulantes del velero francés de lujo «Ponant», secuestrado por piratas en el Golfo de Adén y que está en aguas somalís.

El equipo emprendió viaje la pasada noche a Yibuti, donde Francia tiene una importante base militar, indicaron fuentes oficiales. Este cuerpo élite, creado originalmente en la década de los 70, tiene una larga experiencia en la resolución de secuestros, como el asalto a la Gran Mezquita de la Meca de 1979, que había sido tomada por un centenar de terroristas armados, o la liberación de 173 rehenes de un Airbus 300 en 1994 en el aeropuerto de Marsella.

Las fuentes matizaron que no está previsto por ahora que el equipo de intervención (GIGN) embarque en un buque de la Marina francesa desplegado en la zona. Además de este equipo de élite, el buque de la Armada, Commandant Bouan, vigila el velero secuestrado de forma permanente, tras haber entrado en aguas somalís con el visto bueno de las autoridades de ese país africano.

El Ponant, fue abordado por unos 10 piratas armados el pasado viernes entre Yemen y Somalia, echó anoche el ancla a la altura de Garaad, al sur de la región semiautónoma del Puntland, después de recorrer el equivalente a 400 kilómetros. Las autoridades francesas sospechan que los piratas usaron un buque nodriza para aproximarse al yate de lujo, ya que las lanchas con las que se acometió el asalto no tiene suficiente autonomía.

Contacto con los piratas

El ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, había revelado ayer que Francia finalmente ha establecido «contacto» con los piratas, e indicó que el asunto puede ir para largo».

Kouchner recalcó que hay que «hacer todo para que no haya derramamiento de sangre» y, preguntado sobre si Francia está dispuesta a pagar un rescate, se limitó a decir: «ya se verá».

Los piratas infestan las aguas del Océano Índico próximas a la región somalí de Puntland ante la práctica inexistencia de una armada somalí que patrulle sus aguas territoriales.

En dichas aguas el año pasado se produjeron 31 ataques piratas registrados por International Maritime Bureau, órgano internacional que registra los casos de ataques en alta mar a buques comerciales. En esos ataques se registraron 154 secuestros.

Las autoridades galas han podido establecer que los rehenes, de los cuales 22 franceses y 10 ucranios, están bien tratados y se les permite alimentarse y lavarse, aseguraron fuente diplomáticas. El crucero de lujo, de tres mástiles, no llevaba pasajeros a bordo cuando fue abordado por los piratas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído