Medvédev toma el relevo en las relaciones con Estados Unidos

(PD).- Una agenda política se cierra en Rusia y otra se abre. Vladímir Putin, de 55 años, el presidente saliente, va transfiriendo expedientes e interlocutores a su sucesor, Dmitri Medvédev, de 42, que el 7 de mayo próximo, exactamente dentro de un mes, le relevará en el Kremlin y asumirá el control del botón nuclear.

Medvédev lleva ya un cierto tiempo ejercitándose en parqués internacionales, por lo general con una dimensión económica o energética, y ha acompañado a Putin en diversos viajes.

Sin embargo, en calidad de presidente entrante, ayer tuvo lugar su bautizo de fuego en el complicado terreno de las relaciones ruso-estadounidenses al reunirse separadamente con el presidente George W. Bush durante 20 minutos en Sochi.

A juzgar por los comentarios de éste, lo hizo con una buena nota.

“Me ha impresionado y estoy deseoso de trabajar con él”, dijo Bush, que se refirió a su nuevo interlocutor como un “tipo directo” y “muy listo”.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído