Al menos 15 muertos en un bombardeo y un atentado suicida en Irak

(PD).- En el primer ataque al menos seis personas, entre ellas mujeres y niños, han muerto a consecuencia de una lluvia de proyectiles de mortero lanzada sobre sus casas en la barriada chií de Ciudad Sadr, este de Bagdad.

El ataque, que tuvo lugar anoche y cuya autoría se desconoce por el momento, causó además diez heridos.

Las fuentes explicaron que los cohetes, cuyo número no fue determinado, produjeron también grandes daños materiales sobre edificios y comercios del área.

Ciudad Sádr, un bastión de la milicia «Ejército del Mahdi» del clérigo radical chií Muqtada al Sadr, se ha convertido en uno de los lugares más violentos de Irak desde que, el pasado 25 de marzo, tropas iraquíes y estadounidenses lanzaron una ofensiva por todo el país contra los «sadristas».

Por otra parte, el número de muertos en el ataque perpetrado por una mujer suicida en una comisaría de la provincia de Diyala, este de Irak, ha ascendido a nueve, de los cuales seis eran policías.

Así lo indicaron fuentes policiales, que señalaron también que la cifra de heridos ha aumentado a 17, muchos de ellos de gravedad, mientras que en un primer momento se informó de cinco muertos y doce heridos.

La suicida detonó el cinturón de explosivos que llevaba adosado junto a una comisaría en Yalula, 75 kilómetros al este de Baquba, la capital de la provincia.

Los ataques suicidas perpetrados por mujeres son cada vez más frecuentes en Diyala, el último tuvo lugar el pasado lunes, contra un puesto de control, donde fallecieron tres personas y cinco resultaron heridas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído