China pide con urgencia palas, botas y grúas para rescatar a las víctimas

China pide con urgencia palas, botas y grúas para rescatar a las víctimas

(PD)-. Los 50.000 efectivos que trabajan en la zona del siniestro están utilizando sus propias manos para apartar los escombros bajo los que las víctimas permanecen sepultadas, por lo que se trata de una petición de máxima urgencia.

A tenor de esta situación, el Ministerio chino de Industria realizó una petición pública de emergencia para conseguir aparatos detectores de movimiento humano, martillos o palas para ayudar en el rescate de las víctimas del peor seísmo en tres décadas en China.

La autovía que lleva a la localidad de Wenchuan, en la provincia de Sichuan y donde se localizó el epicentro del terremoto, fue abierta este jueves para camiones militares y maquinaria pesada.

Ningún vehículo civil fue autorizado a circular por esta carretera y los periodistas debieron caminar durante horas junto a centenares de personas intentando llegar al castigado distrito con la esperanza de encontrar a familiares, vivos o muertos.

Junto a los restos de lo que fue un templo taoísta, sus monjes intentan comprender lo que sucede y las tiendas de campaña de plástico azul acogen a supervivientes que enarbolan carteles pidiendo comida y agua sin ningún equipo de rescate aparente. Mientras tanto, continúa a gran velocidad la reconstrucción de otra de las carreteras que lleva desde Lixian a Wenchuan.

La ayuda internacional sigue fluyendo a las zonas de China devastadas por el terremoto y el Gobierno anunció que acepta que un equipo de rescate de Japón vaya a la provincia de Sichuan (suroeste) donde estaba el epicentro. Este anuncio convierte a Japón en el primero que Pekín acepta que envíe expertos para que colaboren con las Fuerzas Armadas chinas en tareas de rescate.

Pekín dejó claro desde el principio que recibiría donaciones en efectivo y material de emergencia, pero que el control y la actividad de las operaciones lo tendrían sus Fuerzas Armadas.

Solamente algunos estadounidenses que estudian o trabajan en la provincia de Sichuan fueron aceptados para ayudar al personal sanitario chino, informó la cadena de televisión CCTV, que publicó sus fotografías en un hospital improvisado en la localidad de Beichuan.

Por otra parte, la Comisión Regulatoria Bancaria de China ordenó a los bancos abrir una vía que llamó «verde» para recibir las donaciones en metálico. Las entidades también deberán eliminar los gastos bancarios de transferencia de las sumas recibidas, simplificar los trámites de recepción del dinero y asignar cada céntimo a su objetivo, según el comunicado publicado en su portal de Internet por la Comisión.

Según la agencia oficial Xinhua, los cuatro grandes bancos estatales Industrial and Commercial Bank of China, China Construction Bank, Bank of China and Agricultural Bank of China y China Merchant Bank fueron los primeros en eliminar los costes de transferencia.

Mientras que el equipo de fútbol inglés Blades PLC, propietario del Chengdú Blades de la capital de la devastada provincia de Sichuan, anunció su disposición a jugar en la zona en junio y ayudar, la ayuda sigue fluyendo a China.

El portal de Internet del ministerio de Comercio, del que depende la Cooperación, anunció la promesa de 50 millones de dólares en líquido y 10 millones de dólares en materiales de emergencia de Arabia Saudí.

También se publicó que Alemania anunció una primera entrega de 500.000 euros a la Sociedad de la Cruz Roja de Alemania para que ayude a su homóloga de China en el apoyo a los damnificados. Rusia entregó su segunda contribución en materiales de emergencia a China, principalmente tiendas y mantas, que ya fueron enviados a la zona y que son parte de la ofrecida por el presidente Dmitry Medvedev y el primer ministro Vladimir Putin.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído