Un criminal nazi pierde el último recurso para evitar la extradición de EE UU

(PD).- John Demjanjuk, de 88 años, ha perdido la última posibilidad que tenía de evitar su extradición para ser juzgado por los crímenes que cometió durante la II Guerra Mundial.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha rechazado el recurso que había presentado su abogado y que alegaba que el juez de inmigración Michael Creppy carecía de autoridad para ordenar su deportación ya que sólo tenía competencias en temas administrativos.

Una portavoz del Departamento de Justicia ha indicado que con esta decisión Demjanjuk ya ha ha agotado todos los recursos judiciales para impedir ser trasladado a su país natal (o a Polonia o Alemania en caso de que Ucrania le niegue la entrada) según la orden de deportación emitida en 2005.

Tres años antes un tribunal estadounidense fallaba que este ciudadano de origen ucraniano aunque con nacionalidad estadounidense, había trabajado en tres campos de concentración durante la II Guerra mundial.

Condenado a muerte en Israel

Demjanjuk emigró a Estados Unidos en la década de los 50 y fue extraditado a Israel en 1986 para ser juzgado por los crímenes que cometió durante la II Guerra Mundial, cuando tenía 22 años.

El tribunal le condenó a muerte ya que varios supervivientes de Treblinka le identificaron como «Iván el Terrible», el operario de las cámaras de gas del campo polaco encargado de soltar el anhídrido carbónico en las cámaras.

Sin embargo, en 1993 se revocó la sentencia ya que, ante el Tribunal Supremo israelí, se presentaron pruebas que identificaban a otro hombre como el encargado del gas del campo polaco.

Esta fue la primera vez que el ciudadano de origen ucraniano perdió la nacionalidad estadounidense, que tenía desde 1958. La segunda fue hace seis años, cuando volvieron a presentarse cargos contra él que indicaban que a pesar de no ser ese guardia en concreto sí había trabajado en, al menos, tres campos de concentración.

Demjanjuk recurrió esta decisión judicial en 2004, alegando que él era un preso más de los Nazis y que nunca trabajó para ellos, aunque el tribunal falló de nuevo en su contra.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído