Rescatado con vida un hombre tras pasar ocho días bajo los escombros

Rescatado con vida un hombre tras pasar ocho días bajo los escombros

El milagro chino continúa, tras el terremoto que ha costado la vida a más de 39.500 ciudadanos, según el último balance oficial. Un hombre de 31 años ha sido rescatado vivo ocho días después del devastador terremoto que sacudió el suroeste de China, y que lo dejó sepultado entre los escombros de una planta energética.

Los equipos de socorro lucharon durante 30 horas por rescatar a Ma Yuanjiang, un ejecutivo que trabajaba en la planta energética, y que había sobrevivido 179 horas sepultado. El temblor de tierra hizo derrumbarse la planta energética en la que trabajaba, en el distrito de Wenchuan, cercano al epicentro del sismo.

El rescatado será enviado en avión a un hospital de Chengdu, la capital de la provincia de Sichuan. Las víctimas del sismo son al menos 71.000, entre muertos, sepultados y desaparecidos, según las autoridades de Sichuan.

Se calcula que más de 10.000 personas permanecen sepultadas bajo los cascotes de los edificios, pero las esperanzas de encontrar a supervivientes son cada vez menores.

Nuevo balance

La cifra de muertos por el terremoto registrado el pasado lunes supera ya los 39.577 en la provincia china de Sichuan, epicentro del seísmo, según datos del gobierno provincial recogidos hoy por la agencia oficial, Xinhua.

Por otra parte, el Gobierno chino ha asegurado hoy que las instalaciones radioactivas sepultadas por el terremoto que la semana pasada sacudió la provincia de Sichuán (suroeste) son «seguras y controlables». Un total de 32 fuentes de radioactividad quedaron sepultadas bajo los escombros durante el violento terremoto que dejó 71.000 muertos y desaparecidos en una de las regiones más pobladas de China.

Según Zhou Shengxian, ministro de Protección del Medioambiente, se recuperaron 30 de las fuentes y las otras dos fueron localizadas e iban a ser transportadas a un lugar seguro. Estas fuentes de radioactividad eran utilizadas con fines civiles. Según el diario Beijing Times, el ministerio de Protección del Medioambiente y el organismo estatal de seguridad nuclear emitieron órdenes de inspección por eventuales fugas de radioactividad tras el seísmo del 12 de mayo.

El martes no se había detectado ninguna fuga, afirma el diario, citando a Zhou. Todas las instalaciones nucleares de la provincia de Sichuán cesaron sus actividades, precisó. También el ejército chino afirmó el domingo que todas sus instalaciones nucleares en Sichuán estaban «a salvo». Expertos franceses del Instituto de Protección Radiológica y Seguridad Nuclear (IRSN) afirmaron el viernes que existían varias instalaciones nucleares cerca del epicentro del terremoto, que no eran utilizadas para generar electricidad. Estas incluyen una fábrica de manufactura de armas nucleares que utiliza elementos químicos inestables extraídos del tritio, el plutonio y el uranio, así como un reactor nuclear. China no tiene centrales nucleares importantes en Sichuán, pero el Instituto Industrial Nuclear de Guangyuan se encuentra situado a sólo 225 km del epicentro del sismo. Se cree que el mayor reactor de producción de plutonio de China está en Guangyuan.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído