Gambia deja libres a los dos españoles detenidos por ser homosexuales

(PD).- Los dos dos turistas españoles detenidos desde el viernes pasado en Gambia, acusados por dos taxistas locales de haber realizado presuntas «proposiciones deshonestas» para mantener relaciones homosexuales, quedaron este martes por la tarde en libertad sin cargos, según ha informado un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

La noticia se la comunicó el ministro gambiano de Exteriores, Omar Alieu Touray, a su colega español, Miguel Ángel Moratinos, en una conversación telefónica.

La liberación de los dos españoles, identificados por la prensa local como P.J, de 56 años y J.M, de 54, se produjo horas después de que tanto el secretario general para Asuntos Consulares y Migratorios, Francisco Javier Elorza, —cargo de nueva creación— como el embajador de España en Senegal, Fernando Morán e incluso el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, entablaran «gestiones de alto nivel» con las autoridades gambianas encaminadas a lograr su pronta puesta en libertad.

El Consejo de Seguridad de Gambia, órgano que reúne a representantes de Interior y de Justicia, decidió este martes que los dos españoles pasaran el miércoles a disposición judicial, pero finalmente ambos han sido puestos en libertad sin cargos.

Los dos turistas españoles abandonaron Banjul por carretera acompañados por cónsul de España en Banjul, Nicolás El Busto, y atravesaron la frontera con Senegal en la noche de ayer. Las autoridades españoles decidieron su salida urgente de Gambia sin esperar al vuelo que despega de Banjul de madrugada. Hoy está previsto que regresen a España desde Dakar.

Los dos hombres permanecían detenidos desde el viernes pasado en la comisaría de la policía de Kotu, localidad turística costera de Gambia, pero atendidos por el cónsul de España en Banjul, Nicolás Elbusto, que les visitó el mismo día de su detención.

El presidente amenazó a todos los gays

Hace dos semanas, el presidente de Gambia, Yahya Jammeh, condenó cualquier tipo de práctica homosexual y amenazó durante una reunión pública con «cortar la cabeza» a los homosexuales que no abandonaran el país en el plazo de 24 horas.

La homosexualidad es un delito en este país africano y los gays se enfrentan a penas de hasta 14 años de prisión. El líder del Gobierno islamista de Gambia anunció además que elaborará una legislación al respecto «más estricta incluso que la de Irán».

Jammeh ha afirmado también que no tolerarán «actos pecaminosos e inmorales como la homosexualidad» en Gambia, un país «de gente civilizada y creyente». También ha ordenado a los propietarios de los hoteles que adviertan a las Fuerzas de Seguridad de la presencia de homosexuales, porque, en caso contrario, «no dudará en cerrarlos».

Según el relato del diario Afrik, los dos españoles pidieron a los taxistas que les condujesen a lugares de ambiente donde pudiesen encontrar gays. Los conductores aceptaron la propuesta y les pidieron que les esperasen un tiempo para ir a buscar a los homosexuales, según este diario. Sin embargo, en lugar de ir al encuentro de los gays, los taxistas se dirigieron a la comisaría de policía de Kotu para denunciar los hechos ante los agentes.

Pocos meses atrás, una docena de homosexuales senegaleses huyeron a Gambia temiendo por sus vidas. La publicación de una historia y fotos de una boda gay por una revista local culminó con los arrestos y detenciones de homosexuales. Los gays rápidamente se trasladaron a Mauritania después de ver la política restrictiva de Gambia.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído