El Ejército afgano mata a 15 talibanes persiguiendo a los 1000 presos fugados de Kandahar

(PD).- Al menos 15 insurgentes talibanes perdieron la vida en el transcurso de una operación emprendida por fuerzas afganas e internacionales encabezadas por Estados Unidos en busca de los centenares de prisioneros huidos este sábado de la prisión más grande de la provincia de Kandahar.

Cinco presuntos milicianos fueron arrestados al término de la refriega. De momento no se ha confirmado si los fallecidos o detenidos pertenecían al grupo de fugados.

Varias decenas de talibanes, armados con lanzagranadas y fusiles de asalto entraron el viernes en el recinto penitenciario a través del agujero abierton por una explosión, y comenzaron a liberar a los prisioneros, entre los que se incluían mujeres y supuestos criminales, además de los milicianos.

Decenas de policías y soldados del Ejército fueron desplegados en las afueras de la prisión, que resultó seriamente dañada. Los agentes ordenaron a los vehículos que se alejaran de caminos cercanos a la prisión. Era posible ver las puertas rotas y un montón de escombros correspondientes a la caída de dos torres de la prisión.

Algunos comandantes talibanes de alto rango se encontraban entre los fugados, dijo un político de Kandahar, el lugar de nacimiento y el principal bastión talibán, que fueron derrocados del poder en el 2001. Qari Mohammad Yousuf, un portavoz talibán, dijo que todos los -hasta hoy- prisioneros talibanes habían llegado a sus «destinos seguros».

Un político de Kandahar dijo que creía que el ataque del viernes contra la prisión estuvo bien organizado y sospechaba que no podría haber ocurrido sin ayuda desde el interior.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído