El fuego devasta California

(PD).- El fuego ya ha devastado 1.450 kilómetros cuadrados de bosques y áreas residenciales. Los bomberos continúan combatiendo unos 1.400 incendios en diferentes áreas del norte de California.

El capitán Alex Entenman, del Cuerpo de Bomberos en el Condado de Kern, ha indicadp que un incendio ha quemado más de 800 hectáreas en el área de Piute, al este de Bakersfield y a 165 kilómetros al norte de Los Ángeles.

Las autoridades ordenaron la evacuación de unas 50 residencias en las áreas de French Meadow y Brown’s Meadow, donde la mayoría de las estructuras son casas de veraneo, ha dicho Entenman.

Más de 450 bomberos del Condado de Kern, el Servicio Forestal de EEUU y otras agencias estatales y federales siguen tdavía luchando contra el fuego.

Este martes se han reanudado las labores de cientos de bomberos y voluntarios que han contenido poco más del 3 por ciento de un incendio forestal que ha arrasado más de 100 kilómetros cuadrados y destruido unas 20 casas en la región Big Sur del Bosque Nacional Los Padres, a unos 110 kilómetros al noroeste de Los Ángeles.

Big Sur es una región escasamente poblada en la que el fuego obligó a cerrar al tráfico un tramo de 20 kilómetros de la Autopista 1 entre Lucia y Big Sur. El presidente de EEUU, George W. Bush, declaró el estado de zona de emergencia para California, lo cual permite que las agencias federales se sumen a los esfuerzos por contener y apagar los incendios.

Esa ayuda incluye helicópteros de la Infantería de Marina que trasladan grandes bolsones llenos de agua, la movilización de bomberos federales y la información obtenida sobre los incendios desde los satélites de la agencia espacial NASA.

La mayoría de los incendios tuvo como origen las tormentas eléctricas y los rayos, que encontraron la vegetación reseca tras semanas de escasas lluvias, según el Servicio Forestal. En Arizona, las autoridades evacuaron ayer a los habitantes de una comunidad en las montañas al norte de Phoenix, cuando un incendio que había arrasado 200 hectáreas se aproximó a la localidad de Crown King.

Por su parte, las autoridades de Guffey, en Colorado, permitieron el retorno a sus hogares del centenar de residentes evacuados durante el fin de semana ante la cercanía de un incendio, iniciado por los rayos caídos y que había quemado 450 hectáreas de bosques y pastizales.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído