Irán compra cientos de monos de especies protegidas para sus «laboratorios secretos»

(PD).- El régimen islamista de los ayatolás habría adquirido cientos de monos en peligro de extinción en países como Tanzania. Según informa el diario británico The Times, el destino de los primates sería algún laboratorio «secreto» iraní donde serían usados para experimentos científicos. Esta revelación refuerza las especulaciones sobre las investigaciones iraníes en armas químicas y biológicas.

Una investigación de la edición dominical de The Times, de la que se hace eco el blog barcepundit, ha descubierto que la prohibición de investigación con monos en Reino Unido ha provocado que muchos de estos primates sean enviados a otros países del mundo.

Un comerciante de Tanzania que se dedica al tráfico de estos animales comentó al periódico que en los últimos años se han enviado a distintos laboratorios unos 4.000 monos, a un precio aproximado de 100 euros cada uno. Aunque los animales en extinción están protegidos por una convención internacional que prohíbe su comercio, The Times señala que son cazados y vendidos habitualmente.

Otro vendedor de animales explica que el propósito para el que son adquiridos los monos no tiene importancia para los vendedores. Da igual que sea para un zoo o un laboratorio, lo importante es que paguen. Y obviamente el lugar de procedencia del comprador tampoco tiene ninguna importancia. Uno de los destinos de gran parte de los primates en los últimos años es Irán.

Según cuenta a The Times uno de los exportadores de monos tanzanos, el Instituto Razi de investigación de vacunas y sueros de Teherán ha adquirido 215 monos este año, pero sospecha sobre el verdadero destino de los animales ya que, según dice, Irán mantiene un gran secretismo.

Los iraníes le dicen que los necesitan para elaborar vacunas porque ellos no compran vacunas a ningún país, las fabrican ellos mismos, pero el comerciante de monos –que lleva 22 años exportando estos animales– explica a The Times que él cree que los usan para otras cosas porque quieren monos de 1,5 kilos a 2,5, y las investigación con vacunas no es posible con animales de sólo 1,5 kg.

El diario considera que estas revelaciones refuerzan las sospechas sobre la existencia de un programa iraní para desarrollar armas biológicas. Los primates son usados para probar tanto la efectividad de este tipo de armas como para desarrollar defensas contra las mismas. Además el Instituto Razi ya fue acusado por un grupo de la oposición iraní de hacer pruebas con armas biológicas. También la inteligencia estadounidense ha revelado que la industria farmacéutica iraní ha sido utilizada como tapadera para desarrollar agentes biológicos de uso militar.

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído