El Red Bull llega a Francia tras 12 años de prohibición

(PD).- La bebida energética Red Bull ha aparecido por primera vez en las tiendas francesas en su receta original, al aplicarse la normativa europea que indica que debe ponerse a la venta dada la ausencia de pruebas de que sea perjudicial para la salud.

La bebida ha estado prohibida en Francia durante 12 años debido a la preocupación de las autoridades sanitarias sobre los efectos desconocidos de la taurina , uno de sus ingredientes y que es una sustancia química prohibida en varios países.

Hasta ahora, en Francia se vendía una versión modificada de la bebida que contenía cafeína en lugar de taurina.

No hay riesgo para la salud

El Gobierno francés se ha visto obligado a legalizar la receta porque las normas de la Unión Europea establecen que un producto fabricado o vendido en otros países del bloque no puede prohibirse a menos que se demuestre un riesgo para la salud, indicó la Agencia francesa de Seguridad Alimentaria en su página web.

No obstante, las autoridades sanitarias mantienen su escepticismo sobre la seguridad del Red Bull debido a sus altos niveles de taurina y cafeína, de los que se sospecha podrían causar «problemas neurofisiológicos».

«La agencia considera que no se ha garantizado la seguridad de consumo. Además, el valor nutricional no ha podido demostrarse», indicó este organismo, resumiendo varios de los análisis que ha realizado sobre la bebida desde 2001.

A estos datos, la agencia añadió sus sospechas de que la bebida reduce la impresión pero no los efectos de la ebriedad cuando se consume con alcohol.

La ministra francesa de Salud, Roselyne Bachelot, que en junio expresó sus «serias reservas» sobre el Red Bull, ha solicitado que se mantenga la bebida bajo supervisión y que el público sea informado de los posibles efectos indeseados de la bebida.

La empresa austriaca que fabrica Red Bull ha accedido a incluir en las latas advertencias de salud en las que se indique el alto contenido en cafeína de la bebida, se recomiende un consumo moderado y se desaconseje a mujeres embarazadas y niños.

Además, las latas que salieron a la venta el martes en las tiendas francesas incluyen un logotipo que las identifica como «fórmula con taurina».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído