El chófer de Bin Laden, el primer terrorista en ir a juicio en Guantánamo

El chófer de Bin Laden, el primer terrorista en ir a juicio en Guantánamo

(PD).- Salim Hamdan, un yemení tristemente famoso por ser el conductor y principal guardaespaldas de Osama bin Laden, será el primer terrorista en ir a juicio ante la corte de crímenes de guerra de Estados Unidos en la base naval de Guantánamo.

Hamdan, capturado en Afganistán en 2001, transportaba armas y dijo que juró fidelidad al líder de Al Qaeda, de quien obtenía directamente su sueldo, señalaron los agentes a un juez en las audiencias previas al juicio en la base estadounidense en Cuba.

Los abogados del supuesto terrorista que enfrentará los primeros tribunales de crímenes de guerra de Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial dicen que Hamdan era sólo chofer y mecánico del centro de vehículos de Bin Laden y hacía el trabajo porque necesitaba el sueldo mensual de 200 dólares (126 euros).

“Salim describió que tomó un juramento sagrado de fidelidad a Osama bin Laden”, dijo Robert McFadden, agente del Servicio Investigativo Penal Naval, que interrogó a Hamdan en Guantánamo en 2003.

El agente señaló que había una foto de Hamdan y Bin Laden juntos mostrada a la corte, en la que ambos llevaban rifles y el primero tenía lo que McFadden llamó una daga típica de los yemeníes.

Hamdan, de entre 35 y 40 años, tiene un juicio programado para el próximo lunes por conspirar y dar apoyo material a terroristas. El jueves, una corte federal de Washington rechazó la postergación del juicio, tal como buscaban sus abogados. El acusado podría ser condenado a cadena perpetua.

La corte de crímenes de guerra estadounidense que busca enjuiciar a supuestos terroristas desde los ataques del 11 de septiembre del 2001 es considerada injusta por grupos de Derechos Humanos.

Los abogados de Hamdan argumentaron que un fallo decisivo de la Corte Suprema estadounidense en junio dio a los prisioneros de Guantánamo, unos 265 en aquel momento, derechos constitucionales fundamentales.

Pero el juez James Robertson se alineó con el Gobierno, que argumentó que una ley de 2006 apoyada por el presidente George W. Bush permite esos cuestionamientos sólo después de un juicio.

Los abogados de Hamdan aún tienen mociones legales pendientes con la corte de Guantánamo para que frene el juicio o excluya evidencia, pero dijeron que esperaban que el proceso avanzara la próxima semana.

“Estamos decepcionados con la decisión de la corte, pero esperamos defender al señor Hamdan en el proceso de las comisiones del Ejército y demostrar con hechos que es chofer y mecánico”, dijo Brian Mizer, abogado militar de Hamdan.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído