Francia pide perdón por la decapitación de María Antonieta

(PD).- Casi 215 años después de que fuera decapitada en plena Revolución Francesa la última reina de Francia, la austríaca María Antonieta, el ministro de Exteriores galo, Bernard Kouchner, ha pedido disculpas por su ejecución.

«Siento mucho, en serio, lo que pasó entonces», dijo el jefe de la diplomacia francesa en Viena.

La ministra de Exteriores austriaca, Ursula Plassnik, había recordado previamente que coincidió hace poco con Kouchner en la Place de la Concorde de París en el nacimiento de la ‘Unión por el Mediterráneo’, la misma plaza —entonces llamada de la Revolución— en la que fue decapitada «cierta austríaca».

Kouchner agregó: «Sí, lo sé. Lo lamento, siento lo que pasó, pero tengan en cuenta que era el tiempo de la Revolución Francesa».

María Antonieta murió en la guillotina en octubre de 1793, meses después de que su esposo, Luis XVI, corriera la misma suerte tras ser acusado de traición.

La reina francesa ha pasado a la historia por su frivolidad, retratada por una de sus citas más conocidas: «¿No tienen pan? Que coman pasteles», en alusión al pueblo hambriento.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído