Bin Laden está contento con la cifra de muertos del 11-S

(PD).- El chófer de Osama Bin Laden,Salim Hamdan, escuchó al líder de Al Qaeda decir que estaba feliz con la cifra de muertos (cerca de 3.000) en los atentados del 11 de septiembre en Nueva York, Washington y Pensilvania, y que creía que el avión secuestrado que se estrelló en Pensilvania fue derribado.

Así lo ha declarado Ali Soufan, un ex agente del FBI que interrogó al conductor, ante el tribunal de crímenes de guerra de la Bahía de Guantánamo, que acusa a Hamdan de conspirar y suministrar material de apoyo a terroristas.

«Bin Laden estaba feliz con los resultados y él [Hamdan] escuchó a Bin Laden decir que no esperaba que la operación resultara tan exitosa,» explicó Soufan. «Había pensado que sólo morirían entre 1.000 y 1.500 personas, así que estaba contento con los resultados», agregó.

«Familia piadosa y religiosa»

El ex agente también ha asegurado que Hamdan le habló sobre una conversación que escuchó por casualidad cuando trasladaba en su coche a Bin Laden y a su segundo al mando, Ayman al Zawahiri. «Si no lo hubiesen derribado, ese cuarto avión habría impactado contra la cúpula», dijo Bin Laden a Zawahiri mientras observaban una revista que describía las rutas de vuelo de los aviones secuestrados el 11 de septiembre, según el relato de Soufan. «Asumí que ‘la cúpula’ significaba el Congreso o la Casa Blanca», precisó Soufan, pues «Hamdan dijo que no sabía qué querían decir con la cúpula».

El Vuelo 93 de United Airlines se estrelló en un campo en Pensilania. Estados Unidos nunca ha admitido que el avión fuera derribado, como se especuló en aquel momento.

Sobre la relación entre el conductor y el líder de Al Qaeda, Soufan ha contado que Bin Laden dio a Hamdan algunos consejos matrimoniales, sugiriéndole que regresara a Yemen y encontrara a una mujer de una «familia piadosa y religiosa». Cuando Hamdan regresó con una esposa, Bin Laden realizó un festín para celebrarlo. Eso «muestra una relación cercana, una afinidad,» dijo Soufan.

El chófer, un yemení padre de dos hijos, es el primer prisionero de Guantánamo en enfrentarse a un juicio ante el tribunal en la remota base en Cuba. Además, podría afrontar cadena perpetua si es condenado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído